Connect with us

Economía

Wall Street cerró con fuertes ganancias y acumula dos semanas consecutivas en positivo

Published

on

Por primera vez en meses, la Bolsa de Valores de Nueva York se mantuvo con buenos resultados durante varios días

Un corredor de bolsa trabaja en Wall Street (REUTERS/Brendan McDermid)Un corredor de bolsa trabaja en Wall Street (REUTERS/Brendan McDermid)

Wall Street cerró con una fuerte subida, coronando otra semana con ganancias lideradas por Apple y otras empresas que obtuvieron beneficios aún mayores de lo esperado durante el verano.

El S&P 500 subió un 2,5% el viernes y marcó su primera subida semanal consecutiva desde agosto. El Dow Jones cerró 2,6% arriba y el Nasdaq subió 2,9 por ciento.

Las acciones se han reactivado recientemente, en parte por la esperanza de que se reduzcan a finales de este año las grandes subidas de los tipos de interés que han estado sacudiendo el mercado. Más recientemente, muchas de las grandes empresas estadounidenses han presentado resultados más positivos de lo esperado, aunque la bolsa sigue siendo decididamente mixta. Apple, Intel y Gilead Sciences subieron tras los buenos informes, que ayudaron a compensar una previsión desalentadora de Amazon.

Una de las razones por las que las acciones han revivido recientemente es la esperanza de un “pivote” de la Reserva Federal, en el que el banco central reduzca las grandes subidas de los tipos de interés que han sacudido el mercado. Esta medida podría impulsar el mercado, pero muchos analistas afirman que estas esperanzas pueden ser exageradas.

Advertisement

“Este rally se ha vuelto un poco irracional frágil a este nivel”, dijo Liz Young, estratega jefe de inversiones de SoFi.

El banco central ha sido muy claro acerca de su plan de controlar la inflación, dijo, lo que significa que las grandes ganancias en las esperanzas de un retroceso parecen prematuras.

El logotipo y el símbolo de negociación de Twitter en una pantalla en el parqué de la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)El logotipo y el símbolo de negociación de Twitter en una pantalla en el parqué de la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

Más recientemente, muchas de las grandes empresas estadounidenses han presentado beneficios más fuertes de lo esperado, aunque la bolsa sigue siendo decididamente mixta.

Apple subió un 7,7% y fue la fuerza que más levantó el S&P 500 en su primera cotización, después de presentar unos ingresos y beneficios mayores de lo esperado para el último trimestre. Intel se disparó un 9,5% tras obtener un beneficio mucho mayor de lo previsto por los analistas, aunque dijo que veía “un empeoramiento de las condiciones económicas”.

Gilead Sciences se disparó un 12,1% y T-Mobile US ganó un 6,9% después de que también superaran las expectativas de beneficios de Wall Street.

Advertisement

Ayudaron a contrarrestar la caída del 8,2% de Amazon, que ofreció una previsión de ingresos más débil de lo esperado. Ha sido la última gran empresa tecnológica que se ha visto perjudicada esta semana tras presentar unas tendencias desalentadoras. Es un giro brusco después de que el grupo dominara Wall Street durante años con un crecimiento aparentemente imparable.

A principios de la semana, Meta Platforms perdió casi una cuarta parte de su valor después de reportar un segundo trimestre consecutivo de disminución de ingresos en medio de la caída de las ventas de publicidad y la dura competencia de TikTok. La empresa matriz de Microsoft Google también informó de una desaceleración en áreas clave.

Estos problemas han creado una fuerte división en Wall Street esta semana, entre los valores rezagados de las grandes tecnológicas y el resto del mercado. El Nasdaq, repleto de valores tecnológicos de alto crecimiento, va camino de ganar un 1,7% esta semana. Su resultado sería aún peor si no fuera por el impulso de Apple del viernes. El Dow, por su parte, se encamina hacia un salto del 5,5% en la semana porque tiene menos énfasis en la tecnología.

Un trabajador en la Bolsa de Valores de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)Un trabajador en la Bolsa de Valores de Nueva York (REUTERS/Brendan McDermid)

La subida de los tipos de interés ha afectado más a los precios de las acciones de las grandes tecnológicas que al resto del mercado, y la presión aumentó el viernes al subir los rendimientos.

“Los mercados todavía parecen no querer creer que podamos acabar en un lugar donde sea posible una recesión de beneficios”, dijo Young.

Advertisement

Los datos publicados mostraron que los aumentos que los trabajadores estadounidenses obtuvieron en salarios y otras compensaciones durante el verano estuvieron en línea con las expectativas de los economistas. Ello debería mantener a la Reserva Federal en el camino de seguir subiendo los tipos de interés con la esperanza de debilitar el mercado laboral lo suficiente como para reducir la elevada inflación del país. Otros datos mostraron que la medida de inflación preferida por la Fed sigue siendo muy alta, y que los hogares estadounidenses siguen gastando más frente a ella.

La Fed está tratando de privar a la inflación de las compras realizadas por los hogares y las empresas necesarias para mantenerla alta. Lo hace frenando intencionadamente la economía y el mercado laboral. La preocupación es que podría ir demasiado lejos y provocar una fuerte desaceleración.

La Fed ya ha subido su tipo de interés de referencia a un día hasta un rango del 3% al 3,25%, desde prácticamente cero en marzo. La expectativa generalizada es que la semana que viene lleve a cabo otra subida que triplique el tamaño habitual, antes de realizar potencialmente una subida menor en diciembre. Los tipos más altos no sólo frenan la economía, sino que también perjudican los precios de las acciones y otras inversiones.

El rendimiento del Tesoro a dos años, que tiende a seguir las expectativas de la acción de la Fed, subió al 4,41% desde el 4,28% del jueves.

El rendimiento a 10 años, que ayuda a fijar los tipos de las hipotecas y muchos otros préstamos, subió al 4,01% desde el 3,93%.

Advertisement

La negociación de las acciones de Twitter ha finalizado, después de que Elon Musk haya tomado el control de la compañía tras una larga batalla legal.

En Europa, los índices bursátiles se mostraron mixtos en una negociación relativamente apagada.

Las acciones cayeron un 0,9% en Tokio, a pesar de que el gobierno aprobó un enorme paquete de gastos de estímulo para ayudar a la tercera economía del mundo a hacer frente a la inflación. Como se esperaba, el Banco de Japón concluyó una reunión de política monetaria manteniendo su política monetaria ultralaxa sin cambios, a pesar de prever una mayor inflación.

(Con información de AP y AFP)

Advertisement
Continue Reading
Advertisement