Connect with us

Política

Un director de la Policía mudo: obrarse fuera del cajón

Published

on

Por CLAUDIO ACOSTA

Es fácil perder la paciencia, además de la vida y los bienes, ante una delincuencia que no da tregua y a la que las autoridades, las de antes y las de ahora, no han sabido darle la respuesta apropiada.

Pero cuando usted es funcionario y su responsabilidad pública tiene que ver directamente con la seguridad de sus conciudadanos hay que conservar la compostura, sobre todo delante de los periodistas y su búsqueda de respuestas a un problema para el cual la sociedad dominicana está demandando soluciones urgentes.

Es evidente que no fue la mejor reacción del Ministro de Interior y Policía mandar a los periodistas a preguntarle a un Director de la Policía mudo, que no habla con la prensa, sobre la desesperante situación por la que atraviesan residentes en Villa Mella, acosados a tal punto por los delincuentes y los pleitos por los puntos de drogas que apenas salen a las calles.

Jesús Vásquez, ministro de Interior

También es evidente que, aunque no sea general y su responsabilidad es, según sus palabras, diseñar la política de seguridad ciudadana, no aplicarla, no puede desentenderse del tema y mucho menos de la preocupación social que genera, como le recordó ayer Participación Ciudadana.

Es probable que Jesús Vásquez tenga razón cuando afirma que en el país nunca antes se había combatido el narcotráfico como en este gobierno, y que se está haciendo un gran esfuerzo por mejorar el problema de la seguridad, lo que incluye una reforma policial que lamentablemente tardará en dar sus frutos, pero eso resulta insuficiente y la gente en la calle es la que lo está

Advertisement
Eduardo Alberto Then, director de la Policía

diciendo.

Y eso tiene que entenderlo el funcionario, que debe estar arrepentido de sus declaraciones dado el revuelo que han provocado, sobre todo en las redes sociales, donde están pidiéndole su cabeza al presidente Luis Abinader.

No creo que la cosa sea para tanto. Pero ojalá que la próxima vez que le pongan un micrófono delante primero respire profundo, y luego piense muy bien lo que va a decir para que no vuelva a obrarse fuera del cajón.

jpm-am

Continue Reading
Advertisement