Connect with us

Política

Uigures: Xinjiang, una región estratégica para China

Published

on

El esperado informe de la ONU sobre los uigures en Xinjiang acusa al gobierno chino de cometer crímenes de lesa humanidad contra esta comunidad. La región de Xinjiang tiene una dimensión económica y estratégica para China, como gran región fronteriza con Occidente a través de Asia Central.

Uigures: Xinjiang, una región estratégica para China© Albertaont /wikimedia.org

Con informaciones de Dominique Baillard y Nerea Hernández, nuestra corresponsal en Pekín.

Xinjiang es una zona vital para China. De tres veces el tamaño de Francia, es una vasta región desértica del noroeste de China y una de las regiones más pobres de la República Popular.

Su PIB se sigue nutriendo en un 30% de las transferencias del gobierno central. Pekín está haciendo todo lo posible para desarrollar esta región, que se considera estratégica por su geografía.

Advertisement

Una ruta de tránsito importante

Esta antigua etapa de la Ruta de la Seda ha recuperado su función con la Nueva Ruta de la Seda iniciada por Xi Jinping. Según la terminología de los medios de comunicación oficiales, es la "cabeza de puente de la apertura de China a Occidente". Con sus vecinos inmediatos de Asia Central por una parte, que son ocho, incluida Rusia. Y con vecinos más lejanos por otra parte, como los europeos: miles de trenes de mercancías salen cada año hacia Europa desde un puerto de Xinjiang.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta lanzada por Pekín en 2013 destaca a Xinjiang como uno de los pivotes de la Iniciativa, y zona de paso ineludible en las rutas comerciales y logísticas. Alguna de las infraestructuras relevantes que reflejan la importancia de esta zona es la via ferroviaria a Kazajistán.

Las nuevas vías de comunicación no paran de surgir: sólo en los últimos meses se han inaugurado un nuevo aeropuerto, un nuevo tramo de autopista y un tramo de ferrocarril alrededor del desierto.

Materias primas agrícolas y mineras

Advertisement

El subsuelo es rico en petróleo, con las mayores reservas de China, y el carbón también es abundante. La producción local de coque sigue creciendo mientras disminuye en otras regiones productoras. Xinjiang también es crucial para la industria fotovoltaica. Aquí se fabrica aproximadamente la mitad de la producción mundial de polisilicio, un material clave para los paneles solares.

La región autónoma también cultiva arroz, trigo y maíz. Una cuarta parte de los tomates que se consumen en el mundo y una quinta parte del suministro mundial de algodón se producen allí.  Es, por tanto, una zona económica prioritaria para China, desarrollada en parte gracias a los trabajos forzados impuestos a los uigures.

El embargo de Estados Unidos a los productos de la región ha tenido poco impacto en las exportaciones, puesto que Xinjiang comercia principalmente con sus vecinos inmediatos (Kirguistán, Kazajstán y Tayikistán). Xinjiang es una ruta de tránsito pero no un actor importante en el comercio internacional, ya que sólo representa el 8% de su PIB, frente al 20% del conjunto de China.

Por lo tanto, las decisiones occidentales no tienen necesariamente un fuerte impacto económico en la región. Pero si Europa sigue el ejemplo de Estados Unidos, las ventas de tomate a Italia se verían seriamente comprometidas. Esto representa el 20% de las exportaciones de la región.

Advertisement
Continue Reading
Advertisement