Connect with us

Política

Triunfalismo en la FP

Published

on

La bola de cristal de la Fuerza del Pueblo ha anunciado a muchos dirigentes de ese partido que en el 2024 ganan seguro, que no hay tutía. No se sabe con claridad cuál es la base del cálculo que usa la gente de ese partido que no importa el orden de los factores, el producto es el mismo, ganan seguro y no hay para nadie.

Pero el triunfalismo es mal consejero en política. Por si lo olvidaron consulten a los dirigentes del PRD hoy PRM lo que les pasó en el 2012, cuando la victoria de Hipólito Mejía parecía un hecho tan real como el sol. Lo que pasó es historia. En ese mismo partido y proceso electoral, Miguel Vargas daba por hecho que ganaba la convención, también fue sorprendido.

Si les faltan más ejemplos, también se pueden mirar en el espejo del PLD, su partido hasta hace poco más de tres años, se llenó de triunfalismo y perdió el poder en 2020.

El triunfalismo en el partido verde se ha expandido como un virus que contagia cada vez más dirigentes y las quejas están llegando al más alto nivel, pues tal convencimiento ha puesto a muchos hasta a repartirse los cargos.

El reparto de cargos en un futuro gobierno de Leonel Fernández es lo mínimo que hacen. Hay gente, cada vez más, que cierra puertas, aleja gente y pone piedras en el camino del vecino para que tropiece y se caiga, no sea cosa que llegue y opaque su presencia y el capitán no los vea con tanta luz como quisieran.

Advertisement

Otro grupo, que siente que sus puestos en el futuro gobierno no está en peligro, se ha ocupado de cuestiones de embellecimiento, con tratamientos faciales especiales en una clínica de estética.
Las quejas por deficiencias en ese proyecto en áreas tan elementales como la comunicación, son el pan nuestro de cada día.

Para ganar se necesita más que el deseo, y aún sea cierto lo que dicen, que sus números los colocan en 36 % en intención de votos, con eso no se gana, es con el 50+1. Por tanto, en lugar de restar conviene sumar porque primero hay que ganar, para luego celebrar y repartirse cargos.

Según supo La Pizarra, el líder de la organización, Leonel Fernández, ha tenido que dar duro en la mesa para aterrizar a los que se sienten ganadores.

Por: Yanessi Espinal

Advertisement
Continue Reading
Advertisement