Connect with us

Mundiales

Tras el funeral de Estado, la reina Isabel II es trasladada en procesión desde la abadía de Westminster al castillo de Windsor

Published

on

Irán a pie hasta el arco de Wellington y luego se utilizará un vehículo para recorrer 35 kilómetros hasta el palacio, donde habrá una nueva procesión y otra ceremonia, esta vez en la capilla de San Jorge. Allí, el féretro descenderá hacia la cripta real.

Sermón del Arzobispo de Canterbury

El líder espiritual de la Comunión anglicana dijo en su sermón que el dolor de la muerte de la Reina lo sentía su familia, pero también toda la nación y la Commonwealth.

“El ejemplo de Su Majestad no se dio por su posición o su ambición, sino por quien siguió. Sé que Su Majestad comparte la misma fe y esperanza en Jesucristo que su madre; el mismo sentido del servicio y del deber”, expresó.

También, recordó que Isabel II fue una persona alegre.

Y añadió: “Todos nos enfrentaremos al juicio misericordioso de Dios: todos podemos compartir la esperanza de la Reina que en vida y en muerte inspiró su liderazgo de servicio. Servicio en la vida, esperanza en la muerte. Todos los que siguen el ejemplo de la Reina, y la inspiración de la confianza y la fe en Dios, pueden decir con ella: ‘Nos volveremos a encontrar’”.

Advertisement