Connect with us

Sociales

Sexto día de novena 2022: La Sagrada Familia, migrantes y refugiados, hombres y mujeres que buscan la paz (Lc 2, 1-5)

Published

on

Hemos llegado al sexto día de la Novena de Navidad, hoy nos detendremos para contemplar la escena del Censo y la experiencia que viven María y José para llegar hasta Belén y cumplir con lo que promulgaba el edicto del emperador. Los rostros de tantos migrantes y refugiados que encontramos en nuestro camino, se reflejan en la Familia de Nazaret que emprende un largo peregrinar y que se convierten en la mejor referencia de quien avanza en la lucha migratoria en busca de un mejor mañana.

Metro Ecuador© Proporcionado por Metro

Iniciamos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Palabra de Dios

Lc 2, 1-5

Por aquellos días, se promulgó un edicto de César Augusto, que ordenaba un censo de todo el imperio. Este primer censo se hizo cuando Quirino era gobernador de Siria. Todos iban a empadronarse, cada uno en su propia ciudad; así es que también José, perteneciente a la casa y familia de David, se dirigió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, llamada Belén, para empadronarse, juntamente con María, su esposa, que estaba encinta.

Advertisement

Palabra del Señor.

Reflexión

El texto de Lucas menciona un censo ordenado para todo el imperio, y a la vez describe cómo María y José también fueron a empadronarse. Ellos se dirigieron a Belén, de acuerdo a las disposiciones dadas por la autoridad legítima. José como padre y esposo responsable y cumplidor de la ley, a través de este empadronamiento evidencia la importante tarea de inscribir oficialmente el nombre de Jesús.

José y María emprenden el viaje, posiblemente en condiciones de especial cuidado y atención por el estado de gravidez de María. José cuidó de ella y del niño en todo momento. Ellos son el reflejo claro y evidente de tantas familias que salen de sus lugares de origen, desafiando las distancias y las dificultades, con el único objetivo de buscar días mejores. Los migrantes y refugiados pasan por situaciones similares a todo lo que experimentaron María y José. El rechazo, el desprecio, la indiferencia, acompañaron este peregrinar y siguen siendo las características de aquellos que dejando la patria que los vio nacer, buscan nuevos horizontes en un lugar desconocido.

La paz es el principio que rige la convivencia entre todos y no podemos olvidar que los migrantes y los refugiados también necesitan un lugar seguro para vivir. Jesús comparte el dolor de los que son excluidos y marginados y a la vez con su inscripción junto a todos, nos santifica a todos.

Rodrigo Alejandro, PRESIDENTE NACIONAL DEL MOVIMIENTO JUAN XXIII

Mensaje del Papa Francisco

51 Jornada Mundial de la Paz 2018 “Con espíritu de misericordia, abrazamos a todos los que huyen de la guerra y del hambre, o que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental. Somos conscientes de que no es suficiente sentir en nuestro corazón el sufrimiento de los demás. Habrá que trabajar mucho antes de que nuestros hermanos y hermanas puedan empezar de nuevo a vivir en paz, en un hogar seguro”.

Advertisement

Compromiso

El Papa Francisco nos invita a trabajar con empeño en la construcción de la paz sobre todo en nuestros hogares, por eso hoy nos comprometemos a leer y reflexionar en la Carta a las Familias que se encuentra al inicio de la novena.

Peticiones

Pidamos al Señor que, así como la familia de Nazaret, podamos vivir en paz y en fraternidad, buscando siempre el bienestar de todos y digamos: Señor, bendice a nuestras familias.

  1. Te presentamos Señor la vida de todos los migrantes, de los deplazados y de las víctimas de las guerras, dales la fortaleza que necesitan para que su fe no quebrante sino que se renueve cada día. OREMOS.
  2. Acompaña Señor a todas las familias de manera especial a aquellas que han perdido durante este año a sus seres queridos, dales la certeza de la vida nueva que nos concedes. OREMOS.
  3. Te pedimos Señor por los niños y jóvenes que son parte de los grupos de catequesis parroquiales, para que la experiencia formativa que viven sea una luz de esperanza que motiva su camino y su vida de fe. OREMOS.
  4. Por las parejas que durante este año decidieron unir sus vidas a la luz del Sacramento del Matrimonio para que permanezcan fieles a la opción que juntos han realizado. OREMOS. (Se pueden añadir algunas peticiones)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Bendición

Que María y José nos permitan preparar el corazón para caminar junto a ellos, en la espera amorosa que nos conducirá a Belén. Finalicemos diciendo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Advertisement