Connect with us

Política

Se conocieron nuevas encuestas a menos de 24 horas del ballotage en Brasil

Published

on

Paraná Pesquisas, MDA y el instituto Brasmarket difundieron sus últimos estudios. Este sábado Jair Bolsonaro y Lula da Silva cierran la campaña electoral

Jair Bolsonaro y Lula da Silva (Reuters)Jair Bolsonaro y Lula da Silva (Reuters)

Una encuesta de Paraná Pesquisas difundida este sábado ubica a los candidatos Lula da Silva Jair Bolsonaro en una situación de empate técnico. El aspirante del Partido de los Trabajadores (PT) alcanza el 50,4% de los votos válidos, mientras que el actual mandatario llega al 49,6%. Debido a que la diferencia es menor al margen de error (2 puntos porcentuales) se considera que están en empate técnico.

La firma encuestó a 2400 personas entre el 26 y el 28 de octubre; y el margen de error es de 2% con un intervalo de confianza del 95%. En el estudio anterior, realizado entre el 20 y el 24 de este mes, Lula y Bolsonaro ya estaban en empate técnico: el ex mandatario obtuvo el 50,2%, mientras que el presidente actual alcanzó el 49,8%.

En tanto, un estudio de MDA para la Confederación Nacional de Transporte, divulgado también este sábado, arrojó que Lula llega al 51,1%, mientras que Bolsonaro alcanza el 48,9%. Para esta encuesta se entrevisaron a 2002 personas entre el 26 y el 28 de octubre; y el margen de error es de 2,2%.

Por su parte, el instituto Brasmarket indicó el viernes que Bolsonaro tiene el 48,2% de las intenciones de voto, frente al 42,7% de Lula. Los blancos y nulos suman un 4,3%, los que no saben/no respondieron, un 2,5%; y los que dijeron que no votarán un 2,3%. En la encuesta anterior, publicada el lunes pasado, el presidente tenía el 47,7% contra el 41,8% del líder del PT. El margen de error es de dos puntos porcentuales. Para este estudio, se realizaron 2400 entrevistas en 529 municipios brasileños entre el 23 y el 27 de octubre.

Advertisement

Los candidatos cierran este sábado sus campañas en los mayores colegios electorales de Brasil, que serán decisivos para la ajustada segunda vuelta de las presidenciales del domingo.

Lula, favorito en todos los sondeos, participará en una marcha en la icónica Avenida Paulista de la ciudad de San Pablo para “celebrar la democracia”, en compañía de sus principales aliados, entre ellos su compañero de fórmula, el liberal Geraldo Alckmin.

La asesoría del ex jefe de Estado (2003-2010) señaló que será “un desfile”, al que han invitado a los entregadores de aplicaciones móviles y que estará dividido por colores, cada uno de los cuales hará referencia a un “desafío” de Brasil.

El ex presidente, abanderado de un amplio frente progresista al que se han sumado fuerzas de centro y centroderecha, pasará la noche en la región para votar al día siguiente en Sao Bernardo do Campo, su cuna política, situada en la zona metropolitana de San Pablo.

El estado de San Pablo es el mayor colegio electoral del país, con 34,6 millones de electorales, que también tendrán que elegir el domingo a su nuevo gobernador, entre Fernando Haddad y Tarcísio Gomes de Freitas, apadrinados de Lula y Bolsonaro, respectivamente.

Advertisement

Jair Bolsonaro y Lula da Silva en el último debate (EFE/Antonio Lacerda)Jair Bolsonaro y Lula da Silva en el último debate (EFE/Antonio Lacerda)

Por su parte, Bolsonaro pondrá el broche a esta dura y larga campaña electoral en Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, que es el segundo mayor colegio electoral del país (16,2 millones).

El líder ultraderechista intentará arañar los últimos votos en un estado en el que Lula ganó en la primera vuelta y, según las encuestas, volverá a hacerlo en la segunda.

Por el contrario, el actual gobernante fue el más votado en los estados de San Pablo y Río de Janeiro (12,8 millones de electores), donde, al igual que Lula, también volcó buena parte de sus esfuerzos desde la primera vuelta de los comicios del 2 de octubre.

Lula ganó esa primera ronda electoral con un 48,4 % de los votos, frente al 43,2 % que obtuvo Bolsonaro, que parte con una ventaja de entre cinco y siete puntos para el ballotage, según la mayoría de las encuestas.

El capitán retirado del Ejército volará posteriormente a la ciudad de Río de Janeiro, su fortín político, donde votará el domingo.

Advertisement