Connect with us

Economía

Rusia cerrará tres días el gasoducto Nord Stream 1 argumentando motivos de "mantenimiento"

Published

on

Rusia anunció que detendrá el suministro de gas natural a través del gasoducto Nord Stream 1 durante tres días, argumentando labores de mantenimiento. Este es el segundo corte realizado durante los dos últimos meses por Gazprom, empresa encargada. Con la nueva interrupción en el servicio, aumenta la tensión en la Unión Europea, altamente dependiente del suministro ruso. 


© REUTERS – HANNIBAL HANSCHKEFoto de archivo. Las tuberías en las instalaciones de recalada del gasoducto Nord Stream 1 se muestran en Lubmin, Alemania, el 8 de marzo de 2022.
La compañía rusa Gazprom anunció que detendrá el suministro de gas a través del Nord Stream 1 desde el 31 de agosto hasta el próximo 2 de septiembre para llevar a cabo labores de mantenimiento. 
"El Trent 60, único equipo de bombeo operativo, se detendrá durante tres días para llevar a cabo labores de servicio técnico y mantenimiento rutinario", informó la empresa.
El gas viaja por el gasoducto a través del Mar Báltico, desde el norte de Rusia hasta Alemania, donde es distribuido al resto de países de la Unión Europea (UE). Según la empresa rusa, el mantenimiento será llevado a cabo en conjunto con la alemana Siemens. 
"En correspondencia con la documentación técnica de la compañía Siemens, cada 1.000 horas es necesario llevar a cabo un mantenimiento técnico del equipo que incluye la revisión del chasis para detectar fisuras, deformaciones y manchas de quemaduras", expresó Gazprom a través de Telegram. 
Se espera que cuando se retome el servicio, se reanude el bombeo de los 33 millones de metros cúbicos diarios que transporta en la actualidad. No obstante, este anuncio aumenta la tensión entre Rusia y la UE, haciendo más notoria la presión sobre la región, que depende del gas ruso para su funcionamiento. 
Durante los últimos meses, los países de la UE han condenado fuertemente al presidente Vladimir Putin por la invasión a Ucrania, mientras buscan no depender del todo del gas ruso y abastecerse de la energía suficiente para soportar el invierno.
Un enfrentamiento energético que cada vez es más notorio 


Previamente, en julio, Gazprom ya había realizado un primer recorte durante 10 días, argumentando también labores de mantenimiento. Aunque el servicio fue restablecido el pasado 27 de julio, se hizo a una capacidad del 20%. Berlín ha dicho que Rusia utiliza el gas natural como una “estrategia de guerra”. 
Estas órdenes de mantenimiento han profundizado un enfrentamiento energético, aumentando la inflación en la región y el riesgo de racionamiento y recesión de energía, especialmente para Alemania, que depende en gran medida de las entregas de Moscú para mantener su industria en funcionamiento. 
“Rusia nos está chantajeando, Rusia está utilizando la energía como un arma. Por eso, haya un corte total o parcial, Europa debe estar preparada”, declaró la presidenta de la UE, Ursula von der Leyen el pasado mes de julio. 
Igualmente, los representantes de la UE han pedido a sus países actuar como si el suministro de gas ya hubiera sido cortado en su totalidad por Putin. Han trazado la meta de ahorrar voluntariamente en los hogares un 15% del consumo de gas entre agosto y marzo del próximo año. 
Con esta estrategia, se busca evitar recortes obligatorios durante el invierno, mientras los gobiernos buscan alternativas al gas ruso. Por su parte, Alemania ha inyectado más de 15.000 millones de euros a Uniper UN01.DE, su mayor importador de gas ruso y la empresa de alto perfil más afectada por la crisis energética. 
La importadora ha reportado pérdidas por más de 12.000 millones de euros desde que empezaron a comprar gas en otros lugares a precios mucho más altos. 
Además, una de las turbinas del Nord Stream 1 se encuentra detenida en Alemania, luego de haber sido llevada a mantenimiento en Canadá. Berlín dice que puede ser devuelta a Rusia en cualquier momento, pero Moscú asegura que las sanciones impuestas por Occidente han impedido que el repuesto sea enviado de regreso a Rusia.
Nord Stream 2, una posible alternativa, según Rusia 
Altos políticos alemanes de los dos partidos gobernantes han rechazado sugerencias de que la escasez de gas podría aliviarse permitiendo que el gasoducto Nord Stream 2 entre en servicio, medida que es apoyada por el Kremlin. 
A finales de 2021 se terminó la construcción del Nord Stream 2, un segundo gasoducto para transportar gas entre Alemania y Rusia, sin embargo, el 22 de febrero de este año, Alemania congeló su certificación un día después de que Rusia reconociera la independencia de las autoproclamadas repúblicas independientes de Lugansk y Donetsk, en el este de Ucrania. 
"Sugiero encarecidamente que nos ahorremos la humillación de siempre pedirle a Putin algo que no vamos a conseguir. La dependencia de él tiene que terminar de una vez por todas", dijo Kevin Kuehnert, funcionario alemán. 
Durante las próximas semanas, los gobernantes de la UE y Rusia seguirán discutiendo posibles alternativas para la producción de energía en la región. Con este nuevo recorte por parte de Gazprom, continúa el temor de que el servicio sea cortado en su totalidad como una forma de presión por parte del Kremlin para que le sean levantadas las sanciones internacionales por la invasión a Ucrania.
Con Reuters y AP 
Continue Reading
Advertisement