Connect with us

Política

Presidente de Colombia propone cese al fuego multilateral a grupos armados ilegales

Published

on

Foto de archivo. Un combatiente de un grupo paramilitar vigila el desplazamiento de uno de sus jefes antes de entregar las armas como parte de un proceso de sometimiento en Unguía, en el departamento de Chocó© Reuters/Jose Gomez

BOGOTÁ, 27 ago (Reuters) – El presidente de Colombia, Gustavo Petro, propuso el sábado un cese multilateral de fuego a todos los grupos armados ilegales que operan en el país como parte de su iniciativa de impulsar un proceso de paz para poner fin al violento conflicto armado.

En una visita al municipio de Ituango, en el noroccidental departamento de Antioquia, el mandatario izquierdista reiteró que diversas organizaciones armadas irregulares han mostrado su intención de buscar el fin de la confrontación.

"Las acciones implican que debe haber negociadores legítimos de esas agrupaciones para hablar con el Estado y las acciones podrían comenzar, si empezamos ese diálogo, con un cese multilateral de hostilidades", dijo Petro en un acto público de Gobierno.

"Un cese al fuego que le propongo a estos grupos en todo el país se realice porque ese sería el clima más apropiado para lograr la fuerza de la sociedad que nos permita legitimar un fin definitivo de la violencia armada", explicó.

Petro, un antiguo militante de la guerrilla del M-19 que depuso las armas y se reintegró a la vida civil en 1990, asumió el mando a inicios del mes como el primer presidente de izquierda en la historia de Colombia.

El mandatario, un economista de 62 años que fue congresista, se propone buscar la "paz total" en la nación, que incluye restablecer una negociación con la guerrilla izquierdista del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Advertisement

La iniciativa también contempla diálogos con las facciones disidentes de la antigua guerrilla de las FARC que rechazaron un acuerdo de paz de 2016 y negociaciones jurídicas con bandas criminales como el Clan del Golfo implicadas en el narcotráfico que recibirían beneficios como rebajas de penas a cambio de entregar bienes y delatar rutas.

El conflicto armado interno de casi seis décadas ha dejado al menos 450.000 muertos, la mayoría civiles, sólo entre 1985 y el 2018.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, anunció esta semana que Colombia suspenderá los bombardeos aéreos contra los grupos armados ilegales en medio del conflicto interno para evitar daños colaterales a la población civil, la muerte de menores reclutados forzosamente y como un gesto para avanzar a una paz total.

Foto de archivo. Combatientes de los grupos paramilitares se preparan para entregar las armas en Valencia, departamento de Córdoba© Reuters/Reuters Photographer

Advertisement

(Reporte de Fabián Andrés Cambero. Editado por Luis Jaime Acosta)