Connect with us

Economía

Pese al derrumbe del mercado cripto, Wall Street cerró en verde y coronó otra semana de ganancias

Published

on

Tras la caída de la inflación de ayer, los accionistas recibieron un impulso después de que China flexibilizara algunas de sus estrictas medidas anti-COVID

Corredores de bolsa trabajan en Wall Street (REUTERS/Andrew Kelly)Corredores de bolsa trabajan en Wall Street (REUTERS/Andrew Kelly)

Wall Street sumó a su estupenda subida del jueves, lo que le permitió cerrar su mejor semana desde el verano boreal.

El S&P 500, un día después de dispararse un 5,5% en su mejor jornada en más de dos años, terminó 0,9% arriba. El Promedio Industrial Dow Jones subió 0,1% después de haber ganado más de 1.200 puntos un día antes, mientras que el compuesto Nasdaq cerró 1,8% arriba.

Los mercados recibieron un impulso después de que China flexibilizara algunas de sus estrictas medidas anti-COVID, que han estado perjudicando a la segunda economía mundial. Las esperanzas de un mayor crecimiento por parte de China contribuyeron a la subida no sólo de las acciones, sino también de los precios del petróleo, y el crudo estadounidense ganó un 2,9%, hasta los 88,96 dólares por barril.

La euforia del jueves en Wall Street se produjo después de que un informe mostrara que la inflación en Estados Unidos se desaceleró más de lo esperado el mes pasado. Ello suscitó la esperanza de que lo peor de la inflación haya pasado y que la Reserva Federal pueda ser menos agresiva a la hora de subir los tipos de interés para controlarla, aunque los analistas advirtieron que la alta inflación podría tardar en caer y algunos calificaron de exagerada la gran subida de Wall Street.

Advertisement

Lo que haga la Fed con los tipos de interés es tan crucial para Wall Street porque las subidas ralentizan la economía y pueden provocar una recesión, a la vez que arrastran los precios de las acciones. Han sido la principal razón de las dificultades de los mercados este año.

Los mercados celebraron la caída de la inflación (REUTERS/Andrew Kelly)Los mercados celebraron la caída de la inflación (REUTERS/Andrew Kelly)

“El consumidor está centrado en la inflación y lo siente cada día”, dijo Brian Price, director de gestión de inversiones de Commonwealth Financial Network. “No esperaría que viéramos ninguna subida con respecto al sentimiento del consumidor hasta que la inflación esté bajo control”.

La Reserva Federal ya ha elevado su tipo de interés clave a un día a una horquilla del 3,75% al 4%, desde prácticamente cero en marzo. Lo más probable es que siga subiendo hasta el año que viene, y que después mantenga los tipos en ese nivel alto durante algún tiempo.

La esperanza de los mercados es que un descenso de la inflación podría significar que la Reserva Federal mantendrá los tipos en un nivel más bajo y menos doloroso para los mercados.

“Han tenido muy claro todo el tiempo que iban a adelantar las subidas de los tipos de interés”, dijo Price. “Necesitan algo de tiempo para evaluar los datos en los próximos meses”.

Advertisement

Los operadores apuestan cada vez más por que el tipo de interés de los fondos federales podría alcanzar un máximo de entre el 4,75% y el 5% a principios del próximo año, según CME Group. Hace una semana, veían más probable un tipo final más alto, con una parte considerable esperando algo como el 5,25% al 5,50 por ciento.

Los mercados de bonos están cerrados por la celebración del Día de los Veteranos. El jueves, los rendimientos cayeron porque los inversores redujeron sus expectativas sobre la agresividad con la que la Fed subirá los tipos.

El S&P 500 se encamina a su tercera ganancia semanal de las últimas cuatro, y su subida del 5,9% va camino de ser la mayor desde junio.

El mercado ha reaccionado habitualmente con oscilaciones exageradas tras el informe de datos de inflación de cada mes, según Jonathan Golub, estratega jefe de renta variable estadounidense de Credit Suisse. Y aunque el informe del jueves “fue claramente un gran positivo, la respuesta del mercado parece no estar sincronizada con el tamaño de la sorpresa”.

Las empresas que hacen muchos negocios en China y en toda la región se mostraron especialmente fuertes el viernes tras la relajación de las restricciones contra el COVID. Wynn Resorts subió un 9,1% y Las Vegas Sands ganó un 6%.

Advertisement

Tapestry subió un 9,2% y Ralph Lauren un 10,1%, contribuyendo también a la subida del S&P 500. Ambas empresas registraron unos beneficios más elevados de lo esperado en el último trimestre.

En el lado de las pérdidas se encontraban las empresas del sector sanitario. Elevance Health cayó un 6,3% y Cigna un 6,1%.

En el mercado de las criptomonedas, mientras tanto, los precios volvieron a hundirse en medio de la última crisis de confianza del sector. Una de las mayores plataformas de intercambio de criptomonedas, FTX, se declaró en bancarrota después de que sus usuarios comenzaran a retirar su dinero por temor a su solidez financiera y de que un rival mayor rechazara un acuerdo para comprar la empresa en dificultades.

La bolsa y su fundador están siendo investigados por el Departamento de Justicia y la Comisión de Valores y Bolsa, y sus rivales han dicho que la quiebra de FTX podría mermar la confianza en el sector de las criptomonedas en general.

El bitcoin cayó por debajo de los 16.800 dólares, un 3,5% menos que un día antes, según CoinDesk. Estableció su récord de casi 69.000 dólares hace casi exactamente un año, y estaba por encima de los 21.000 dólares hace una semana.

Advertisement

(Con información de AP y Reuters)

Continue Reading
Advertisement