Connect with us

Política

Perú en vilo: Pedro Castillo enfrenta su tercera moción de vacancia en el Congreso

Published

on

El nuevo pedido de destitución requiere del voto a favor de al menos 87 de los 130 parlamentarios. ¿Qué escenarios se abren?

El Congreso de Perú se alista este miércoles para debatir la tercera moción de vacancia por "incapacidad moral" contra el presidente Pedro Castillo en solo 16 meses de gobierno. 

Este nuevo intento del Legislativo por destituir al mandatario de izquierda fue presentado por el congresista independiente Edward Málaga y cuenta con el apoyo de todos los bloques de la derecha, que son mayoría en el Congreso. Allí deberá presentarse Castillo junto a su abogado para defenderse de las acusaciones. Después, los congresistas votarán si lo destituyen o no.

De acuerdo al periódico El Comercio, el documento tiene aseguradas 67 firmas, pero necesita el respaldo de 87 de los 130 parlamentarios para ser aprobado. En el último intento, en marzo pasado, la vacancia contra Castillo estuvo lejos de alcanzar el número suficiente, mientras que en la instancia anterior, presentada en diciembre de 2021, la moción no logró siquiera ser admitida ante el pleno. 

La acusación: un mandatario "inaceptable"

El texto de esta nueva iniciativa plantea que "se configura la permanente incapacidad moral del presidente por sus vínculos cada vez más evidentes con graves actos de corrupción, incompatibles con el ejercicio de la Presidencia de la República". 

Advertisement
Carlos Garcia Granthon / Fotoholica Press / LightRocket / Gettyimages.ru

Además, sostiene su argumentación en "el irresponsable desmantelamiento de la administración pública y el copamiento clientelista de las instituciones del Estado". Y expresa que es "inaceptable" que un mandatario continúe ejerciendo el cargo "en medio de fuertes indicios de corrupción, grave indignidad o cuestionamientos morales y éticos".

Castillo se defiende: "No soy corrupto"

En la previa de este nuevo desafío, Castillo afirmó que se defenderá de la moción de vacancia en el Congreso y negó las acusaciones de sus opositores. 

"A horas de debatirse en el Congreso de la República una nueva moción de vacancia en mi contra, me presento ante ustedes para ratificar, una vez más, que no soy corrupto ni mancharía jamás el buen apellido de mis honestos y ejemplares padres", dijo el mandatario en una declaración transmitida por cadena nacional, en la que pidió "tranquilidad y calma" al país. 

Para Castillo, a lo largo de los 16 meses que lleva en la Presidencia de Perú, "cierto sector del Parlamento tuvo como único punto de la agenda" destituirlo del cargo. "Nunca aceptaron los resultados de la elección", insistió el mandatario, que en julio del año pasado venció en segunda vuelta a la líder ultraderechista Keiko Fujimori. 

"Esta noche ratifico que jamás le he robado un sol a mi patria, soy honesto, un hombre del campo que está pagando errores por su inexperiencia, pero nunca ha robado un sol", subrayó el mandatario, quien reconoció que personajes de su entorno más cercano "abusaron" de su confianza para involucrarlo, "sin pruebas", en actos de corrupción.

La OEA recomienda tregua

Previamente, el jefe de Estado llamó al diálogo a estos sectores del Legislativo y recordó que estas prácticas antidemocráticas han sido evaluadas por la misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que visitó Perú hace 15 días para observar la crisis política en el país. 

Advertisement

El grupo de la OEA recomendó una "tregua" entre el Ejecutivo y el Congreso, e instó al diálogo entre ambos poderes. En un documento, denominado 'Informe Preliminar del Grupo de Alto Nivel que visitó Perú', el grupo sugiere fortalecer la justicia constitucional en el país, y advierte que cualquier conflicto entre dos o más poderes del Estado debe ser resuelto por el Tribunal Constitucional.

La misión de la OEA en Perú recomienda una "tregua política" e insta al diálogo

Los posibles escenarios

Si 87 de los 130 congresistas votan por la vacancia, Castillo tendrá que dejarle su lugar a la vicepresidenta, Dina Boluarte, para quien también hubo un reciente intento de suspensión en el ejercicio de cargos públicos, por medio de una denuncia que fue archivada por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales (SAC).

En caso de que Boluarte fuera removida de su cargo, el Ejecutivo quedaría en manos del presidente del Congreso, José Williams, general en retiro del Ejército que milita en Avanza País, uno de los tres partidos en ofensiva desde el órgano legislativo.

Si Castillo supera de nuevo un proceso de vacancia, el Congreso prepara una moción de suspensión contra el jefe de Estado que ya cuenta con 37 firmas de los congresistas, y que, como en todos los casos anteriores, se ampara en las denuncias que hay en su contra.

Para ello, el pleno necesitaría sumar 66 votos y así suspender al mandatario por un período determinado mientras se desarrollan los procesos judiciales.

Advertisement
Continue Reading
Advertisement