Connect with us

Nacionales

Pelegrin Castillo califica como una «burda mascarada» resolución de la ONU sobre Haití

Published

on

Pelegrin Castillo

Santo Domingo.– Como una «una burda mascarada» calificó Pelegrin Castillo la resolución emitida por el del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre la crisis que afecta Haití.

El vocero de la Fuerza Nacional Progresista dijo que la comunidad internacional nunca enfrentará con seriedad la crisis haitiana, mientras República Dominicana siga siendo un Estado «tapón y zona de amortiguamiento».

«Es evidente que, con la última resolución de la ONU que es lo que más se parece a una tomadura de pelo, queda claro que en la Isla de Santo Domingo, respondiendo a motivos y agendas distintas, diversos y poderosos actores foráneos dentro y fuera del continente, preparan “una operación especial altamente sofisticada”, que caracteriza propiamente como trama de crímenes internacionales, esto es, en violación muy grave a normas fundamentales del Derecho Internacional», explicó el ex legislador.

Apuntó además, que en la actualidad grupos paramilitares armados empleen métodos terroristas contra los haitianos, mientras otros grupos radicales preparan una sedicente «revolución anticolonial», pretendiendo con esas acciones que se produzca un mayor y forzado traslado masivo de poblaciones hacia la República Dominicana cuyas clases dirigentes a su vez están sometida a todo tipo de amenazas, chantajes e presiones.

El Ex Ministro de Energía y Minas reclamó una posición más enérgica de las instituciones públicas que representan al Estado dominicano, no sólo en el plano del discurso diplomático oficial, sino de acciones contundentes en materia de repatriaciones, nacionalización del trabajo, restricciones en el acceso a los servicios y bienes públicos y programas de defensa y seguridad ciudadana y nacional.

Advertisement

La Fuerza Nacional Progresista denunció, además, que se contempla eventualmente “una intervención humanitaria preventiva” en toda la Isla, para evitar un choque de poblaciones, ante la más que previsible resistencia del pueblo dominicano.

«Se trata una crisis fríamente planificada e inducida, que se agudiza en este contexto de crisis mundial y continental, con la que se pretende enterrar o derivar la responsabilidad por la atroz suma desastres y escándalos, que se han provocado al negar sistemáticamente los derechos fundamentales al propio desarrollo de ambas naciones insulares, y querer imponer la solución dominicana a los problemas de Haití», dice documento de prensa.

Castillo explicó que la comunidad internacional conoce hace décadas que Haití es una nación emblemática, pero con un Estado Fallido, y en vez de ir a su rescate y reconstrucción como era su obligación, ha preferido descargar sus crisis complejas y onerosas sobre la República Dominicana, contando con la debilidad, inconsciencia o connivencia de minorías antinacionales.

«De este modo, ni Haití sale a camino, y República Dominicana como Estado Pivote queda más enredado en las abísmales crisis haitianas, con potencial de generar un conflicto insular, regional, y continental sin precedentes», puntualizó Castillo.

Advertisement
Continue Reading
Advertisement