Connect with us

Entretenimiento

Montaner Tour 2022 : Ricardo Montaner “¡Pide perdón!”, la súplica que hizo en su concierto de México

Published

on

La pandemia por el covid-19 cambió la vida de muchas personas, algunos de nuestros seres queridos dejaron de existir para siempre. La vida no está comprada, por ello es que hoy más que nunca, debemos perdonar y pedir perdón a todas aquellas personas con las que se tiene una asignatura pendiente. Esta fue la reflexión que Ricardo Montaner hizo durante el concierto que ofreció en Ciudad de México, como parte de su Montaner Tour 2022 y con el que conmemoró el 20 aniversario de su primer show en el Auditorio Nacional.

“Aunque te creas que somos eternos, somos frágiles. Todavía estamos a tiempo de hacer cosas por sí acaso llegara eso que tiene que ver con el perdón y el saber perdonar. Es hora de soltar, de quitarle peso a la maleta; es hora de dejar el orgullo un poco atrás y de ir a pedir perdón, si tienes algo pendiente. Hazlo antes de que sea tarde, no te vayas con cosas pendientes”, expresó el ídolo venezolano. Previo a la interpretación de La gloria de Dios , quien es considerado una de las figuras más representativas de la balada y el pop en español, urgió a sus fans a que se atrevan a llamar por teléfono, o mejor aún, que toquen a la puerta y pidan perdón. Y si el caso es contario, hay que perdonar, siempre perdonar pese a todo lo sucedido. Ricardo Montaner se reencontró con su público mexicano luego de tres años de ausencia para ofrecer un concierto romántico en su totalidad. Fueron poco más de dos horas en las que interpretó su arsenal de éxitos, aquellos que ha forjado durante más de 40 años de trayectoria en los escenarios musicales. Con una escenografía que evocaba un libro de cuentos, el venezolano nacido en Argentina fue narrando el contenido de una enorme ilustración repleta de canciones y vivencias, cuyas páginas con imágenes espectaculares de realismo mágico se fueron descubriendo una a una de una manera sublime y exquisitamente emotiva. La velada arrancó con Tan enamorados , uno de sus más grandes éxitos e himno del romanticismo por excelencia. Ahí estaba el patriarca de la dinastía Montaner , plantado en el escenario para conquistar a sus fieles seguidores que por décadas han dado cuenta de cada uno de los pasos en su exitosa carrera. Acompañado de 13 músicos, el cantautor continuó con Será y A dónde va el amor . Para ese momento, tres vasos con agua y una taza de té ya estaban dispuestos sobre una mesa para hidratar su garganta si así lo considerara necesario.© Proporcionado por Quién“¡Pide perdón!”, la súplica que Ricardo Montaner hizo en su concierto de México

Con un look casual, relajado, compuesto de camisa blanca, jeans, saco rosa y tenis blancos, el astro venezolano continuó su repertorio. Ahora tocaba el turno de El poder de tu amor y fue entonces la oportunidad precisa para saludar a los casi 9 mil asistentes que se dieron cita en el majestuoso recinto del Paseo de la Reforma. “Buenas noches, ¿cómo están?, ¿cómo les va? Llevábamos esperando esta presentación desde hace poco más de dos años, pero Dios tiene sus tiempos y él sabe perfectamente cuándo nos permite presentar, cuándo acudir a la cita. Nosotros podemos hacer una agenda, convocar a una reunión y resulta que ese día llueve y se pospone. Dios sabe que desde hace tiempo le entregué el control remoto de mi vida, por lo tanto, él decide cuándo va el sueño y cuando no”, expresó. Tras agradecer la paciencia de su público al esperar este concierto luego de la pandemia que lo pospuso, recordó que se trataba de su show número 21 enseguida de su visita a Puerto Rico, Estados Unidos y otros países del sur. Adelantó que había agregado temas muy especiales para México y continuó con Yo sin ti. Acto seguido, hizo una pausa para contar que hace muchos años, su esposa Marlene Rodríguez y él acostumbraban a ver la novela de las 9 de la noche, ya cuando sus hijos, siendo pequeños, estaban dormidos. Así, entregó Soy tuyo y después, sentado en una silla periquera, con su inquebrantable voz continuó con otra de sus máximas glorias. Aquella del Castillo azul, cuya letra se refiere a una historia basada en dos, “en el momento pleno de hacernos sexo a orillas del mesón”. Para ese momento, el público ya estallaba en júbilo, se convertía en un coro monumental para acompañar a su artista favorito en Solo con un beso . A sabiendas de que lo bien que sus fans se saben este tema, Ricardo Montaner les permitió cantar el final al unísono, a capella.

Entre sorbos de agua y otras anécdotas que compartía de sus vivencias con su esposa, Ojos negros y Un toque de misterio continuaban en el repertorio para impregnar ese toque de romanticismo a la noche fresca, apacible, con la luna iluminando a los enamorados. Fue entonces el pretexto perfecto para presentar a La mujer de mi vida, cuya cara destacaba en el libro que se hojeaba desde las pantallas centrales colocadas en el escenario. Se trataba de Marlene , la mamá de sus hijos menores ( Mau, Ricky y Evaluna ) y con quien suma 33 años de matrimonio. Te adoraré , Resumiendo y Dios así lo quiso , fueron el preámbulo para poner al público de pie y bailar Conga . Para ese momento, el recién abuelo por quinta vez, luego del nacimiento hace unas semanas de su nieta Índigo, ya había cambiado de atuendo. Ahora se puso uno más acorde con la gran fiesta que ya estaba armando. Bésame en la boca , Yo puedo hacer y Si tuviera que elegir fueron las siguientes melodías que escogió para seguir impregnando de amor cada rincón del lugar, a cada corazón, a cada pareja, a cada enamorado. Así, llegó el turno de Me va a extrañar , uno de los cortes más emblemáticos de su carrera. Parecía que el concierto acabaría, incluso, Montaner se retiró por algunos minutos del escenario, pero ante el aplauso constante de los asistentes, el ganador del Grammy Latino a la Excelencia Musical 2016 regresó para anunciar que en breve lanzará su primer álbum bajo el género del tango, una promesa que hace varios años le hizo a su abuelo y que está a punto de cumplírsela. Como una probadita de ello, compartió el clásico El día que me quieras en su versión original. Fue aquel tango del argentino Alfredo Le Pera que Carlos Gardel llevó a la fama en los años 30. “Ahora viene una canción que escribí para dar consuelo, para que fuera como la respuesta a un auxilio; para quitar un poco del humo que nos vuelve locos. Quería cantar un tema para esos corazones solitarios, para las parejas que no se entendieron, que no se conocían aunque vivían juntos pero no revueltos, y se separaron”, comentó. Amén , dijo, la compuso con sus hijos ( Mau, Ricky, Evaluna y el cantante Camilo ) ante la necesidad de dar un consuelo para quienes no lo están pasando bien. Dijo que sus hijos no pudieron viajar a México para interpretarla con él, debido a que “están en sus cosas” y porque “en casa alguien tiene que tomar lechita”, se refería a Índigo. Sin embargo, se proyectó el video oficial del tema en las pantallas. Ricardo Montaner no quería despedirse, pero debía concluir su cita con los mexicanos. Déjame llorar, La gloria de Dios y La cima del cielo cerraron la romántica noche bajo la promesa de volver pronto y cantarle de nuevo a sus fieles e incondicionales fans.

Claudia Pacheco Ocampo 

Advertisement
Continue Reading
Advertisement