Connect with us

Archivo

Meryl Streep y Leonardo Di Caprio 'miran hacia arriba' con nueva película de Netflix

Published

on

 Proporcionado por Milenio Don’t Look Up (Netflix).

Un cometa de aproximadamente cinco a siete kilómetros de diámetro viene a toda velocidad en trayecto directo hacia la Tierra; dos astrónomos, el Dr. Randall Mindy (DiCaprio) y su estudiante de doctorado Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence), descubren que las horas del planeta están contadas a menos que alguien haga algo.

La historia es una alegoría en tiempo real, como dijo su director y escritor, de la destrucción de nuestro planeta que parecemos estar ignorando tan fácilmente como un canal de televisión que no queremos ver. Sin embargo, a través de la comedia, y con la actuación de Meryl Streep como presidenta de Estados Unidos, una no muy consciente de nada por cierto, esta tragedia al más puro estilo de Armageddon se convierte por completo en otra cosa. Una, que no está tan lejana de nuestra realidad. M2 platicó con Streep y DiCaprio al respecto.

Hay un gran dicho que dice “prefiero reír que llorar” y no creo que haya una película que tenga más sentido respecto a ese dicho que esto. ¿Coincides, Meryl?

MS. (Risas) Sí, pero como yo estoy interpretando a una persona muy egoísta y profundamente narcisista en esta película, no me tocó estar ahí para ver cómo evolucionaba en todos los demás aspectos. Cuando vi la película quedé devastada. No estaba preparada para lo emocional que me pondría al final. Estaba lista para las risas, las risas rodaban y no podía creer lo hermosamente que estaba editada, Adam hizo un trabajo brutal; tiene la más increíble imaginación caleidoscópica, pero el final aterrizó en mí. Me hizo verme y ver mi vida y me dije: no estás haciendo lo suficiente, Meryl, ni para esta casa, ni para el calentamiento global. Y sí encendió un fuego en mí y en mis hijos cuando la vieron. Espero que pase lo mismo con otras personas.

LD. Meryl no se da el suficiente crédito a sí misma, pero ha estado hablando del cambio climático y el calentamiento del planeta desde 1988.

Ha quedado más que claro en ambos casos. Yo estoy exhausta de ver y escuchar a la gente actuar como si la ciencia fuera política. Leo, tu personaje tiene que vivir eso todo el tiempo. ¿Tu como lo vides?

Advertisement

LD. Eso es lo fascinante, sobre todo después de que nos pegó covid y las negaciones de esa ciencia. Cuando Adam creó esta cinta respecto a la crisis del planeta, de verdad me pude identificar con Randall de muchas maneras, porque en cierta forma está tratando de jugar en un mundo en el que tiene que ser sofisticado e interesante, pero lo que tiene de su lado son los datos, y muchas veces los datos no son clickbait o algo que la gente quiera escuchar. Así que él encapsula lo que mucha gente, muchos científicos que yo conozco que se preguntan: ¿cómo puedo articular la urgencia de esto al resto del mundo? ¿Cómo lo hago sexy, a falta de una mejor palabra? ¿Cómo hago que la gente se involucre, que escuchen? Y en cierta forma me enamoré de la forma en la que este hombre era y la transición por la que pasa con la administración, mientras que el personaje de Jenn (Laurence) es más como Greta Thumberg, increíblemente articulada. Y podemos ver la desesperación de la comunidad científica de no ser tomada en serio con estos temas.

Vi algo del doctor Fauci en tu personaje, Leo. En ese caso, Meryl, tengo miedo de ver a quién estamos reflejando en tu personaje, ¿dirías algún nombre en particular?

MS. (Risas) No, porque nunca existiría este personaje. Nunca existiría un personaje de los Estados Unidos que fuera mujer y que le permitieran tener muchos novios y darles trabajo en la Suprema Corte. Simplemente nunca va a pasar. Tal vez tengamos una presidenta algún día, pero nunca le van a permitir ninguna de las licencias que otras personas han tenido. Eso es impensable, pero ella es también una figura reconocible: el egoísmo, la falta de interés en su personalidad, cómo toma decisiones, todo tiene que ver con cómo le afecta a ella. Cómo le ayuda a ella y como la hace más rica, solo lo que le da más poder. Todo lo demás es de nulo interés para ella. Esta preocupación, eso de que un cometa que viene directo hacia nosotros… alguien más se hará cargo. Alguien de Yale o de Princeton o MIT. Yo no puedo ocuparme de eso, yo tengo citas y cosas que hacer.

Continue Reading
Advertisement