Connect with us

Política

La profunda reflexión de Barack Obama sobre el crecimiento de la violencia política y la influencia de las redes sociales

Published

on

El ex presidente estadounidense alertó que más personas pueden salir heridas por el clima de tensión que atraviesa el país, luego de que el marido de la líder demócrata Nancy Pelosi fuera brutalmente atacado en su domicilio

El ex presidente estadounidense Barack Obama advirtió el martes que “más gente va a salir herida” a menos que cambie el clima político de Estados Unidos, después de que el marido de la presidenta de la Cámara de Representantes fuera atacado por un hombre con un martillo.

Un hombre de 42 años ha sido acusado de irrumpir el viernes en el domicilio de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y, en su ausencia, atacar a su marido, Paul Pelosi, de 82 años, que le causó una fractura en el cráneo y otras lesiones. El sospechoso se declaró no culpable de intento de asesinato y de otros cargos estatales.

En un acto de campaña de los candidatos demócratas en Nevada, el ex presidente dijo que había hablado con Paul Pelosi recientemente y que “va a estar bien”.

Pero Obama expresó su grave preocupación por “esta erosión de la civilidad básica y de las normas democráticas”, en un país donde los partidarios del expresidente republicano Donald Trump atacaron violentamente el Capitolio de Estados Unidos en un intento de anular los resultados de las elecciones de 2020.

El ex presidente Barack Obama hace campaña por los candidatos demócratas de Nevada en un mitin el martes 1 de noviembre de 2022, en North Las Vegas, Nev. (AP/John Locher)
El ex presidente Barack Obama hace campaña por los candidatos demócratas de Nevada en un mitin el martes 1 de noviembre de 2022, en North Las Vegas, Nev. (AP/John Locher)

“Este creciente hábito de demonizar a los oponentes políticos crea un clima peligroso”, dijo Obama, culpando a los funcionarios electos que no rechazan la violencia, no le dan importancia o inflaman la situación con una retórica acalorada.

Advertisement

“Si ese es el ambiente que creamos, más gente va a salir herida”, afirmó.

Obama estuvo en Las Vegas para brindar su apoyo público a los candidatos que se encuentran en carreras muy reñidas para el Senado y el gobernador de EE.UU. de cara a las elecciones del 8 de noviembre. También apoyó a los candidatos que se encuentran más adelante en las elecciones para el Congreso de EE.UU., el fiscal general del estado y el secretario de estado.

El ex presidente, que dejó el cargo en 2017, sigue siendo la figura más popular del Partido Demócrata y ya ha hecho campaña en Wisconsin, Michigan y Georgia.

El ex presidente Barack Obama camina en el escenario en un mitin el martes 1 de noviembre de 2022, en North Las Vegas, Nev. (AP/John Locher)El ex presidente Barack Obama camina en el escenario en un mitin el martes 1 de noviembre de 2022, en North Las Vegas, Nev. (AP/John Locher)

La gira de Obama continuará el miércoles en Arizona y el sábado en Pensilvania, otros dos estados con reñidas elecciones a gobernador y senador.

En Nevada, la actual senadora demócrata Catherine Cortez Masto se enfrenta a un feroz desafío por parte del republicano Adam Laxalt, un ex fiscal general que apoyó las falsas afirmaciones de Trump de que las elecciones presidenciales de 2020 fueron fraudulentas.

Advertisement

La carrera de Nevada podría determinar qué partido controla el Senado, que está dividido 50-50 y en manos demócratas sólo porque la vicepresidenta Kamala Harris puede romper cualquier empate.

En la carrera por la gobernación, el titular demócrata Steve Sisolak se encuentra en una lucha reñida con el aspirante republicano Joe Lombardo, el sheriff del condado de Clark.

Las cámaras de seguridad captaron el ingreso del atacante a la casa de Nancy Pelosi, pero nadie las estaba mirando

En el centro de mando de la Policía del Capitolio de EEUU, un puñado de agentes seguía su rutina a primera hora de la mañana del viernes, pasando por las transmisiones en directo de las 1.800 cámaras del departamento que se utilizan para vigilar el complejo del Capitolio, así como algunos puntos más allá, cuando un agente se detuvo. En una pantalla que mostraba una calle oscura a casi 5.000 kilómetros de distancia, las luces de la policía parpadeaban frente a la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California), según los funcionarios.

El agente de Washington DC se apresuró a sacar otros ángulos de cámara de los alrededores de la casa de Pelosi y comenzó a retroceder, viendo las grabaciones de los minutos anteriores a la llegada de la policía de San Francisco. Allí, en la cámara, aparecía un hombre con un martillo, rompiendo un panel de cristal y entrando en la casa de la presidenta de la Cámara Baja, según tres personas familiarizadas con la forma en que la Policía del Capitolio se enteró del robo y que han sido informadas o han visto el vídeo ellas mismas.

Advertisement

Una captura de pantalla tomada de un vídeo muestra los daños en la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, después de que su marido Paul Pelosi fuera asaltado violentamente durante un robo en su casa en San Francisco, California, Estados Unidos, el 28 de octubre de 2022. KGO TV vía ABC vía REUTERSUna captura de pantalla tomada de un vídeo muestra los daños en la casa de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, después de que su marido Paul Pelosi fuera asaltado violentamente durante un robo en su casa en San Francisco, California, Estados Unidos, el 28 de octubre de 2022. KGO TV vía ABC vía REUTERS

La llamada al 911 y el forcejeo que se produjo en el interior de la vivienda han dado lugar a acusaciones de intento de homicidio del marido de la oradora y de intento de secuestro de la misma, que es la segunda en la línea de sucesión a la presidencia. El incidente también ha puesto de relieve la inmensidad -y quizá la imposibilidad- de la tarea de las fuerzas del orden para proteger a los 535 miembros del Congreso en un momento en el que hay un número sin precedentes de amenazas contra ellos.

Si la Policía del Capitolio iba a detener un ataque en la casa de cualquier miembro del Congreso, quizás tenía la mejor oportunidad de hacerlo en la de Pelosi, según varios funcionarios y ex funcionarios de las fuerzas del orden, muchos de los cuales hablaron con The Washington Post bajo condición de anonimato porque el allanamiento sigue siendo investigado.

La Policía del Capitolio instaló por primera vez cámaras alrededor de la casa de Pelosi hace más de ocho años; ella tiene un equipo de seguridad las 24 horas del día; y durante muchos meses después de los ataques del 6 de enero de 2021, un coche de la policía de San Francisco se quedó fuera de su casa día y noche. Pero horas después de que Pelosi dejara San Francisco la semana pasada y regresara a D.C., gran parte de la seguridad se fue con ella, y los agentes de Washington dejaron de vigilar continuamente las imágenes de vídeo fuera de su casa.

La seguridad selectiva y la falta de vigilancia activa a tiempo completo -incluso en la casa de la congresista más amenazada de muerte– reflejan las exigencias contrapuestas a las que se enfrentan las fuerzas del orden locales y federales, así como los equilibrios que los legisladores, sus familias y los funcionarios de seguridad han tratado de alcanzar en los casi dos años transcurridos desde el ataque al Capitolio.

(Con información de Reuters)

Advertisement
Continue Reading
Advertisement