Connect with us

Economía

La economía de Estados Unidos volvió a crecer tras dos trimestres de contracción

Published

on

El PIB creció 2,6 por ciento. La recuperacón llega en un momento clave del año y también es una buena noticia para el presidente Joe Biden, días antes de las elecciones de medio término

El presidente Joe Biden habla en el auditorio de la Casa Blanca (REUTERS/Jonathan Ernst)El presidente Joe Biden habla en el auditorio de la Casa Blanca (REUTERS/Jonathan Ernst)

El producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos crece a 2,6% entre los meses de julio, agosto y septiempre, tras dos trimestres de contracción, en lo que siginifica una recuperacón en el tercer trimestre, expandiéndose por primera vez este año en buenas noticias para el presidente Joe Biden, días antes de las elecciones de medio término.

Los problemas económicos se han convertido en un punto crítico en los Estados Unidos, con décadas de inflación alta que pesan sobre el crecimiento y exprimen a los hogares.

Los temores de una recesión se han intensificado en la economía más grande del mundo después de dos trimestres de récords negativos, comúnmente visto como una fuerte señal de que está en marcha una recesión, una tendencia que tendría consecuencias globales y costos políticos internos.

El desempeño económico se vio favorecido por un comercio sólido, incluso cuando el menor gasto de los consumidores en bienes empaña el crecimiento a medida que los precios más altos afectan.

Advertisement

La economía estadounidense se contrajo un 0,6 por ciento en el segundo trimestre, según cifras revisadas, luego de una caída mayor en los primeros tres meses de este año.

Un cartel con precios en un supermercado de Los Ángeles, California, EEUUUn cartel con precios en un supermercado de Los Ángeles, California, EEUU

Las últimas cifras del PIB reflejan “aumentos en las exportaciones, el gasto del consumidor” y el gasto del gobierno, dijo el Departamento de Comercio.

Biden ha insistido en que la economía de EEUU está en el camino correcto, pero los analistas advierten sobre los riesgos que se avecinan, ya que los hogares se enfrentan al aumento de los precios y reducen sus ahorros.

El aumento del PIB fue posible por una mejora de las exportaciones y del gasto de los consumidores, así como de la inversión no residencial y del gasto público tanto federal como estatales y locales, que compensaron en parte el decrecimiento en la inversión residencial y en otras inversiones.

La vuelta al crecimiento se ha producido en un contexto marcado por la elevada inflación y las consecuentes subidas de tipos de interés o los problemas en la cadena de suministro, pero también por un desempleo bajo y un fortalecimiento del dólar.

Advertisement

La BEA no se aventura a calcular los efectos que estos factores, ya sean positivos o negativos, han podido tener sobre el PIB, y recuerda que se trata del primer cálculo sobre la evolución económica, que puede variar en los cálculos posteriores.

En cualquier caso, el dato positivo conocido hoy da un respiro a la Administración que preside Joe Biden en un momento político clave, a menos de dos semanas de las elecciones de medio mandato.

La situación económica y la elevada inflación son precisamente los dos factores que más van a pesar en el voto de los estadounidenses según coinciden en señalar la mayor parte de los sondeos.

Wall Street abre al alza

La Bolsa de Valores de Nueva York abrió al alza el jueves, resistiendo en general el desplome de Meta (Facebook), que perdió casi un 25% en la apertura.

En las primeras operaciones, el Dow Jones creció un 1,33%, el tecnológico Nasdaq ganó un 0,06% y el índice ampliado S&P 500 subió un 0,51%.

Advertisement

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este jueves con una subida del 1,40 %, hasta los 89,14 dólares, acercándose así a la barrera de los 90 dólares que el Brent ya superó hace días.

Wall Street abrió en alza este jueves Wall Street abrió en alza este jueves

A las 09.00 hora local de Nueva York (13.00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre sumaban 1,23 dólares con respecto al cierre anterior, continuando la racha alcista de los últimos días.

En solo una semana el barril de Texas ha ganado más de seis dólares, pues el lunes abría con una cotización de 83,07 dólares.

La tendencia al alza es acorde con los generosos beneficios que han reportado en los últimos días las mayores petroleras como Exxon, Shell, Total o Repsol, al parecer no afectadas por los vientos de recesión que sí han dejado pérdidas en otros sectores, particularmente en las tecnológicas.

Además, los datos positivos llegados hoy desde Washington pueden afectar también al precio del crudo: la Oficina de Análisis Económicos confirmó que la economía de Estados Unidos ha dejado atrás las caídas que la habían puesto en recesión técnica y ha vuelto a crecer en el tercer trimestre un 0,6 %.

Advertisement

Los inversores están ahora pendientes de conocer los datos semanales de las reservas comerciales de crudo de EEUU, que los analistas esperan muestren un aumento, lo que podría mitigar la subida de precio.

(Con información de AFP y EFE)

Continue Reading
Advertisement