Connect with us

Política

Reacción: La Iglesia Ortodoxa Rusa rechaza comentarios del papa Francisco sobre el patriarca Kirill

Published

on

Rafael Pérez 

El jefe de la Iglesia Católica expresó su descontento ante la posición del patriarca de Moscú y toda Rusia, Kirill, respecto a la invasión a Ucrania. La IOR lamentó el “tono” del Obispo de Roma al referirse a la conversación que sostuvo con el líder ortodoxo. El choque entre ambas instituciones religiosas sucede mientras se da a conocer el sexto paquete de sanciones contra Moscú, en el que figura el patriarca.

Kirill “no puede convertirse en el monaguillo de Putin”. Esta afirmación fue suficiente para que la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR) mostrara su malestar sobre la forma en la que el papa Francisco se refirió a su jefe, el patriarca de Moscú y toda Rusia.

Las afirmaciones fueron formuladas por el pontífice, Jorge Bergoglio, en una entrevista realizada este martes por el periódico italiano ‘Corriere Della Sera’, mes y medio después de que ambos líderes religiosos conversaran en una reunión virtual.

En un comunicado, el patriarcado de Moscú resaltó que “el papa francisco eligió un tono incorrecto para transmitir el contenido” de esa conversación.

Advertisement

El texto, que no hizo alusión al comentario de “monaguillo”, destacó además que "es poco probable que tales declaraciones contribuyan al establecimiento de un diálogo constructivo entre las iglesias católica romana y ortodoxa rusa, que es especialmente necesario en este momento".

Francisco espera respuesta para reunirse con Putin

En la conversación con el diario ‘Corriere Della Sera’, Francisco abordó otros temas de interés sobre su posición respecto a la invasión rusa.

La cabeza de la Iglesia Católica reveló que, en su encuentro con el embajador de Rusia en el Vaticano, pidió al diplomático que le enviara un mensaje a Putin, en el que daba a conocer su disposición de viajar a Moscú.

A pesar de no recibir respuesta a 70 días de iniciado el conflicto, el Vaticano sigue insistiendo.

Advertisement

"Me temo que Putin no puede, y no quiere, tener esta reunión en este momento. Pero, ¿cómo no puedes detener tanta brutalidad? Hace veinticinco años en Ruanda vivimos lo mismo", puntualizó el pontífice, comparando los asesinatos conocidos en Ucrania con el genocidio en el país africano sucedido en 1994.

Al principio del conflicto, Bergoglio no señalaba directamente a Rusia o a Putin como responsables del conflicto, pero a medida que la invasión avanza el papa ha dejado saber su posición, calificando lo que sucede en Ucrania como una “matanza” e “invasión injustificada”.

La posición de Kirill ante la guerra

El patriarca Kirill forma parte del entorno cercano del presidente ruso, Vladímir Putin, por lo que apoya de manera irrestricta la invasión a territorio vecino.

“Los primeros veinte minutos me leyó todas las justificaciones de la guerra", afirmó el Santo Padre, recordando parte del encuentro con Vladimir Mijáilovich, nombre secular de Kirill.

Advertisement

El jefe de la IOR le hizo saber al pontífice que la guerra en Ucrania comenzó en el 2014, año en el que una serie de fuertes protestas derrocaron al presidente prorruso, Víctor Yanukóvich.

En otro momento expresó su pesar por el enfrentamiento bélico.  “Esta situación está asociada con un gran dolor para mí, subrayó en ese momento. Mi rebaño está en ambos lados de la confrontación, en su mayoría son personas ortodoxas", concluyó.

Kirill también se hizo eco de las acusaciones de expansión de la OTAN, mencionadas frecuentemente por Putin, al referirse a las presuntas garantías que ofreció la organización bélica en el momento del colapso de la extinta Unión Soviética.

Estados Unidos y la OTAN niegan que se hayan dado tales garantías. Ambos sostienen que los países son libres de solicitar unirse a una alianza que, según ellos, es puramente defensiva y no representa una amenaza para Rusia.

Por estas razones, la Unión Europea ve a Kirill como uno de los baluartes fundamentales de la invasión, por lo que apuntó contra él.

Advertisement

La Comisión continental, liderada por Ursula von der Leyen, dio a conocer este miércoles el borrador de una lista negra en la que figura el patriarca ruso junto a cientos de militares y empresarios cercanos al Kremlin.

En caso de ser aprobada por todos los miembros del bloque, implicaría la congelación de activos y la prohibición de viajar al territorio de los 27.

La Iglesia Ortodoxa Rusa es la más grande de sus homologas en el área. Cuenta con al menos 100 millones de seguidores dentro de las fronteras rusas y otro gran número de fieles fuera, por lo que su nivel de influencia es considerable.

Rusia y las naciones occidentales le dan un tratamiento diferente a la invasión. Moscú llama ‘operación militar especial’ a la intervención de sus tropas en territorio ucraniano, para “desnazificar” y “desmilitarizar” al “régimen” de Kiev. Mientras, Europa cree que es una guerra no provocada y que amenaza la existencia continua de Ucrania como un Estado soberano y democrático

Advertisement
Continue Reading
Advertisement