Connect with us

Política

Fracasa moción de censura de la izquierda contra el gobierno de Emmanuel Macron

Published

on

La Asamblea Nacional de Francia (cámara baja) negó este lunes una moción de censura contra el Gobierno presentada por la Nueva Unión Popular Ecologista y Social (Nupes), liderada por La Francia Insumisa, y que respaldó la ultraderechista Agrupación Nacional de Marine Le Pen.

La moción de censura contra el Gobierno de Emmanuel Macron logró 239 votos a favor y quedó a tan solo 50 de los 289 necesarios para que saliera adelante.© ERIC GAILLARD

La proposición de respaldo a la medida fue finalmente apoyada con 239, pero quedó a tan solo 50 de los 289 necesarios para que saliera adelante.

De hecho, desde Nupes advirtieron que tras esta votación, tanto el presidente del país, Emmanuel Macron, como su primera ministra, Élisabeth Borne, son “más débiles que nunca”.

“Solo faltaron 50 votos para censurar al gobierno. Ha llegado el momento de hacer crecer Nupes para acabar con el ‘macronismo’ y construir el futuro en común”, indicó en su perfil de Twitter Manuel Bompard, diputado de La Francia Insumisa.

Y añadió que “Macron y Borne son más débiles que nunca. Ha llegado el momento de hacer crecer el NUPES para acabar con el macronismo y construir juntos el futuro”.

Advertisement

Por su parte, Jean-Luc Mélenchon, diputado en la Asamblea Nacional por el grupo Francia Insumisa también se refirió a la votación: “La derecha salva por poco al Gobierno. Faltaban 50 votos para expulsar al Gobierno. Estamos listos para la sucesión”, indicó.

Antes de la votación, Le Pen había anunciado en el Parlamento francés que votaría a favor de la moción de censura, momento que también aprovechó para señalar que Borne está “desgastada” y acusarla de organizar una suerte de “juego de tronos” dentro del Ejecutivo.

Respuesta oficial a la decisión

En respuesta a este anuncio, la primera ministra Élisabeth Borne cuestionó con cierta ironía si el alineamiento de Agrupación Nacional con la moción de Nupes significa que la propia Le Pen se sentaría en la misma mesa que líderes de la izquierda francesa, como Mathilde Panot, de La Francia Insumisa, o Cyrielle Chatelain, líder de Los Verdes.

“Lo que se busca es el desorden a costa de una alianza antinatural”, cuestionó la funcionaria, quien reconoció no imaginar “ni por un momento” que Le Pen y la extrema izquierda pudieran gobernar juntos.

Por su parte, la diputada del oficialismo Aurore Bergé acusó directamente a Nupes de aspirar a “una coalición” con la ultraderecha.

Advertisement

“Ya ni lo esconden: validan que están apoyados por la extrema derecha. El siguiente paso: proponer a los franceses que ‘la próxima generación’ sea una coalición de extrema derecha y extrema izquierda”, afirmó en Twitter.

En otra publicación señaló: “¿Esta moción de censura conjunta entre la RN y la NUPES presagia una futura coalición? Derribar al Gobierno no es un proyecto político. Son irresponsables”.

Bergé respondió así al líder de Nupes, Jean-Luc Mélenchon, quien dijo que estaba “listo para la próxima generación”.

Trámite del presupuesto

La votación fue presentada por Nupes después de que el Ejecutivo se acogiera al artículo 49.3 de la Constitución, que permite aprobar sin una votación un proyecto de ley sobre finanzas, para dar ‘luz verde’ a la primera parte del presupuesto estatal de 2023.

De hecho, la primera ministra reconoció que era “necesario” sacar adelante los presupuestos a costa de tener que afrontar una moción de censura. “Son decisiones difíciles, pero son necesarias”, dijo la jefe del Ejecutivo galo.

Advertisement

Tanto Agrupación Nacional como Nupes presentaron sendas mociones de censura que, sin embargo, desde su concepción tenían ya pocas opciones de prosperar debido a la negativa de Los Republicanos, lo que impedía que salieran las cuentas.

Esta es la primera vez que un Gobierno enfrenta tres mociones de censura en un mismo día. Está programada una tercera moción sobre el presupuesto de la Seguridad Social presentada por el socialista Jérôme Guedj.

El pulso parlamentario llega en plena ola de movilizaciones sociales contra el presidente Macron y su administración, a cuenta principalmente de las huelgas en las refinerías y las protestas que reclaman, entre otras acciones, subidas salariales que compensen el aumento de los precios en este último año.

Con Macron en el Elíseo, el Gobierno ya recurrió al 49.3 de la Constitución a principios de 2020, para sacar adelante una controvertida reforma de pensiones que, a la postre, quedó suspendida durante la pandemia de covid-19. Si supera el trámite actual, el plan presupuestario pasará directamente a manos del Senado.

* Con información de Europa Press.

Advertisement