Connect with us

Economía

Forbes: El tope al precio del petróleo ruso podría ser la mayor locura energética de Biden hasta la fecha

Published

on

A principios de este mes, los líderes del G7 acordaron limitar el precio del crudo del país eslavo.

Forbes: El tope al precio del petróleo ruso podría ser la mayor locura energética de Biden hasta la fecha
Imagen ilustrativaJoe Raedle / Gettyimages.ru

El tope al precio del petróleo ruso podría ser la mayor locura energética que haya cometido hasta la fecha la Administración del presidente de EE.UU., Joe Biden, informó este miércoles la revista Forbes, especializada en negocios y finanzas.

Según el medio, la finalidad de limitar el precio del crudo del país eslavo, medida acordada por los líderes del Grupo de los Siete (G7) a principios de este mes, es expandir a terceros países el alcance de las sanciones contra Rusia, limitando así las ganancias extras que Moscú está obteniendo por la subida del precio del petróleo y, al mismo tiempo, disminuir el impacto de los precios en los países del G7.

Bloomberg: La UE podría posponer la introducción de un tope a los precios del petróleo ruso

"El plan suena bien en la teoría, pero en la práctica está plagado de riesgos. Eso se debe a que los legisladores no comprenden el funcionamiento y la economía de los mercados energéticos. La realidad es que un límite de precio puede eludirse fácilmente", señala el artículo.

En este sentido, asegura que la implementación de la medida podría dar paso a dos posibles escenarios, detallando que ninguno de ellos es favorable para las naciones que la han promovido.

En primer lugar, el medio indica que Rusia puede enviar más barriles a China, la India y, quizás, Turquía utilizando principalmente barcos con banderas rusa, china o turca, y ofreciendo ciertos descuentos, pero sin acercarse al límite impuesto por el bloque.

En caso de darse este escenario, Forbes cree que el país eslavo detendría la producción que no pueda vender a terceros países, lo que generaría un aumento en los precios del petróleo usando la estrategia ’menor volumen, mayor precio'. Al mismo tiempo, Moscú conservaría el recurso para una extracción posterior.

Advertisement

El segundo posible escenario, que sería el más negativo para el G7, consistiría en que Rusia utilice las exportaciones de petróleo como un "arma energética", lo que podría provocar un impacto alcista en los mercados, elevando el precio del barril de crudo hasta los 150 dólares, hecho que podría aumentar los ingresos petroleros de Rusia hasta en un 50 % mientras exacerba las presiones de recesión global.

"El riesgo de esta reacción del mercado no se puede exagerar, especialmente desde que la Administración Biden y los responsables políticos de la UE y del Reino Unido han demostrado ser incompetentes en la actual crisis energética, y el precio máximo podría ser su golpe de gracia", concluye el artículo.

Continue Reading
Advertisement