Connect with us

Política

El presidente de Israel le pide a Netanyahu conformar un nuevo Gobierno

Published

on

El presidente de Israel, Isaac Herzog, pidió este viernes al exprimer ministro Benjamín Netanyahu la conformación de un nuevo Gobierno, luego de que el mandatario finalizara las consultas que había iniciado el pasado miércoles a los líderes de todos los partidos del Knéset (Parlamento israelí), elegidos durante las votaciones de la semana pasada. Se espera que este domingo se realice el pedido de manera oficial.

El ex primer ministro de Israel y líder del partido Likud, Benjamin Netanyahu, se dirige a sus seguidores en la sede de la campaña en Jerusalén a principios del 2 de noviembre de 2022, después del final de la votación para las elecciones nacionales. Netanyahu avanzó poco a poco hacia la recuperación del poder después de que los resultados electorales proyectados mostraran que un gobierno mayoritario estaba al alcance del veterano derechista, pero la perspectiva podría cambiar a medida que se cuentan las papeletas.© AFP – MENAHEM KAHANA

El presidente Herzog fue el encargado de concluir las consultas políticas, en las cuales 64 miembros del Parlamento, de un total de 120, recomendaron este viernes 11 de noviembre que Netanyahu sea el encargado de formar la nueva coalición de gobierno. 

El partido Likud, liderado por Netanyahu, ocupó el primer lugar en las elecciones realizadas en Israel el pasado 1 de noviembre, en su intento por dar fin un caos político sin precedentes, que ha obligado a llamar a cinco elecciones populares durante los últimos cuatro años.

El Likud cuenta con el apoyo de partidos religiosos y de extrema derecha, por lo cual es probable que lleguen a un acuerdo para la conformación del nuevo Gobierno.  

Herzog se reunió inicialmente con representantes del partido ultraortodoxo Judaísmo Unido del Torá, el cual logró siete escaños en las elecciones de la semana pasada y como se esperaba, dio el visto bueno a Netanyahu. 

Advertisement

Posteriormente, Herzog tuvo un encuentro con el partido ultranacionalista Sionismo Religioso, otro aliado de Netanyahu y que en los últimos comicios logró 14 escaños junto con el partido de coalición Poder Judío, liderado por el extremista Itmar Ben Gvir. 

La serie de consultas del presidente israelí terminó con el encuentro con representantes del partido árabe Ra´am, el cual optó por abstenerse de recomendar a algún parlamentario del Knésset para formar el nuevo Gobierno. 

Netanyahu tiene el gran reto de formar un Gobierno duradero 

Netanyahu, el primer ministro con más años de servicio en la historia de Israel, asumió inicialmente el cargo entre 1996 y 1999 y luego desde 2009 a 2021. Actualmente el político está siendo juzgado por cargos de corrupción durante su Administración, acusaciones que ha negado desde el inicio del proceso. 

Como parte del sistema político israelí, este domingo se le presentará formalmente la tarea a Netanyahu y tendrá el plazo de un mes para reunir una coalición gobernante con una mayoría de 120 escaños en el Knéset y la posibilidad de poner fin a una larga inestabilidad política en el país. 

Advertisement

Durante los últimos años ningún partido ha logrado obtener suficientes votos para asegurar la mayoría de los escaños en el Knéset, lo cual ha obligado a la desintegración en cinco gobiernos durante los últimos años. 

Para lograr la anhelada mayoría, los partidos deben unirse mediante coaliciones con el fin de lograr un mínimo de 61 escaños. En junio de este año, el primer ministro de este entonces Naftali y su ministro de Exteriores, Yair Lapid, no pudieron mantener la mayoría parlamentaria y anunciaron la disolución del Parlamento. 

La disolución se dio luego de que Bennet sufriera una oleada de renuncias por parte de los diputados, lo cual solo le permitió estar en el poder durante un año. 

Bennet y Lapid habían logrado la constitución de una coalición sin precedentes, la cual reunía ocho partidos políticos, incluyendo uno árabe. Por su parte, Netanyahu no había logrado construir mayorías gobernantes duraderas durante las últimas cuatro elecciones. 

Con el regreso de Netanyahu al poder se espera la formación del Gobierno más derechista y religioso en la historia de ese país, luego que el político realizara una alianza con un partido ultranacionalista que promueve una reforma del sistema judicial y promulga sentimientos antiárabes.  

Advertisement

Con EFE

Continue Reading
Advertisement