Connect with us

Economía

El nuevo ministro de Finanzas británico anuncia "decisiones difíciles"

Published

on

El nuevo ministro de Finanzas británico, Jeremy Hunt, anunció el sábado, al día siguiente de llegar al cargo, que se deberán tomar "decisiones difíciles" para rectificar el proyecto económico del gobierno.

Jeremy Hunt, nuevo ministro británico de Finanzas, se marcha de una reunión con la primera ministra, Liz Truss, el 14 de octubre de 2022 en Londres© Isabel Infantes

"Un ministro de Finanzas no puede controlar los mercados, pero lo que puedo hacer es mostrar que podemos financiar nuestros proyectos sobre los impuestos y los gastos y esto necesitará decisiones muy difíciles", afirmó Hunt en Sky News.

La primera ministra conservadora, Liz Truss, nombró el viernes a Hunt para remplazar a Kwasi Kwarteng, destituido en un contexto de crisis económica y financiera.

Hunt, exministro de Relaciones Exteriores y de Salud y cercano a Rishi Sunak –adversario de Truss en la campaña para acceder a Downing Street–, debe hacerse cargo del presupuesto anunciado el 23 de septiembre por su predecesor y muy mal recibido por los mercados, buena parte del Partido Conservador y la población.

El nuevo ministro admitió que se habían cometido "errores" en este presupuesto, que prevé importantes ayudas públicas y recortes de impuestos, pero nada para financiarlo.

Advertisement

"La primera ministra reconoció (estos errores), por eso estoy aquí", afirmó, añadiendo que compartía las "bases" de su plan económico.

"Quiero ser sincero con la gente: tenemos que tomar decisiones difíciles, las últimas semanas han sido muy difíciles", insistió, en sus primeras declaraciones públicas como ministro de Finanzas.

Hunt anunció que "algunos impuestos no serán recortados tan rápido como la gente querría. Algunos aumentarán".

La líder conservadora, en el poder desde hace poco más de un mes, aceptó finalmente incrementar el impuesto de sociedades, una medida del gobierno anterior que estaba decidida a suprimir.

Hace dos semanas ya había capitulado con una de sus medidas más polémicas: la abolición del tramo máximo impositivo, del 45%, para las rentas superiores a 150.000 libras (170.000 dólares) anuales.

Advertisement

mhc/bpi/es/avl

Continue Reading
Advertisement