Connect with us

Economía

El aumento sostenido de los precios

Published

on

La inflación o aumento sostenido de los precios, es una de las variables económicas que más se analizan y se traen a colación en tertulias cotidianas, sin importar el nivel académico de quienes hablan de la misma.

No es para menos, pues esta variable impacta en el costo de la vida del ser humano, al aumentar o disminuir el poder de compra del consumidor, provocando la devaluación o depreciación del valor del dinero.

Variable determinada, principalmente por la ley de la oferta y la demanda, en los distintos mercados. Un aumento de ella erosiona, entre otros aspectos, el valor de la unidad monetaria de un país y, por ende afecta los precios de bienes y servicios.

Como se advierte, el tema de la inflación es obligado y recurrente, ya que el ser humano tiene que vivir constantemente con la señalada variable.

Es tan sensible, que cualquier evento económico, financiero, de salud, conflagración bélica y fenómeno natural, produce un cambio que afecta el bienestar de toda una demarcación poblacional.

La inflación, medida mediante el índice de precio al consumidor (IPC), por los bancos centrales o las oficinas nacionales de estadísticas, puede llevar a la ruina, bancarrota o prosperidad a una persona, empresa o Estado.

Advertisement

La pandemia, Covid-19, la guerra Rusia-Ucrania, baja producción, bajo poder de compra del dinero y baja oferta, han dado lugar a un incremento galopante de los precios a nivel global, en los últimos dos años.

Como se sabe, este comportamiento de los precios ha llevado a los bancos centrales a esgrimir una de sus herramientas más poderosa como lo es el mecanismo de política de mercado abierto, a los fines de influir en los en la estabilidad de los precios, como función principal de estas entidades emisoras.

Conforme a dicha política, han incrementado el precio del dinero, al extremo de que lo han hecho más de tres o cuatro veces, en lo que va año, a los fines de disminuir la cantidad de dinero en circulación o dinero en mano del público.

Esto, a los fines de que la demanda se modere provocando que la inflación tienda a la baja, tal como ha venido sucediendo, por lo menos en la República Dominicana.

Recientemente, la Reserva Federal de los Estados Unidos o banco central de dicho país, ha llevado el costo del dinero a casi un 4% de interés y, el Banco Central de la República Dominicana en varios incrementos la ha llevado a 8.50%.

Advertisement

El temor que ha primado, principalmente, es el de que se desate un proceso recesivo, lo que paraliza o ralentizará el proceso productivo, afectando a la baja, como es lógico, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y, por vía de consecuencia una baja en las recaudaciones tributarias, alto desempleo, entre otros efectos y, por ello incrementan el costo del dinero para restarle calentura o velocidad a los precios.

Como producto de la combinación del endurecimiento de las políticas: fiscal y monetaria, la inflación a octubre del año en curso en la República dominicana, registró un 0.28% con relación al mes de septiembre del presente año, lo que ubica la inflación acumulada de enero-octubre de 2022 en 6.31%.

Y la inflación interanual, octubre 2021 a octubre 2022, mantiene una trayectoria a la baja al situarse en 8.24%, una caída de 140 puntos básicos con respecto al pico de 9.64% observado en abril del presente año, lo que lleva a pronosticar una inflación de 7% al cierre 2022, conforme el Banco Central de la nación dominicana.

En septiembre cayó el IPC en Estados Unidos. La tasa de variación anual del IPC ha sido del 8,2%, una décima inferior a la del mes anterior.

La inflación acumulada en 2022 es de 6,5%. La inflación anual de los Estados Unidos se ubicó en 8,2% comparado con el mismo mes del año anterior.

Advertisement

En realidad, es un juego de nunca acaba, pues la humanidad, de generación en generación, ha tenido que enfrentar el vaivén de los precios lo que es producto del dinamismo de la vida misma del ser humano, por lo que seguirán las altas y bajas en los precios conforme la ley de oferta y la demanda y, continuarán aplicándose las mismas recetas monetarias y fiscales para su control.

De manera que el éxito en mantener los precios de bienes y servicios va a depender de las habilidades que desarrollen los economistas al hacer política monetaria y fiscal efectiva, sin que necesariamente se vaya a los extremos.

Lógico, además va a depender de los efectos de los eventos económicos, financieros, salud y problemas geopolíticos que puedan suceder.

Sin dudas, es digno de resaltar que las medidas o decisiones que han tomado las autoridades monetarias, financieras y fiscales del gobierno que preside el presidente, Luis Rodolfo Abinader Corona, han sido de lo más acertadas, pues las mismas están rindiendo sus resultados, pues la inflación sigue disminuyendo y las actividades económicas se han reactivado casi en su totalidad.

Que el costo del capital a medida que aumente éste, pueda ralentizar, en el corto plazo, las actividades económicas, se pone en dudas, ya que la mejora en la clase media y la disminución de la pobreza, garantizan la demanda que estimula la producción y por ende la oferta.

Advertisement

Es por ello que, conforme datos suministrados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial y la CEPAL, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la República Dominicana cerrará a diciembre de 2022, con un crecimiento mínimo de 5.3%.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

Continue Reading
Advertisement