Connect with us

Política

EEUU alertó que la alianza militar entre Rusia e Irán se convirtió en una “una asociación a gran escala” que amenaza al mundo

Published

on

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, reveló que “el apoyo está fluyendo en ambos sentidos”, ya que Moscú ofrece “un nivel sin precedentes de apoyo militar y técnico” a Teherán a cambio de aviones no tripulados iraníes, y potencialmente misiles balísticos, para su uso en Ucrania.

"El apoyo está fluyendo en ambos sentidos", alertó EEUU (Reuters)"El apoyo está fluyendo en ambos sentidos", alertó EEUU (Reuters)

La relación entre Rusia e Irán se está convirtiendo en “una asociación de defensa a gran escala” que amenaza a Oriente Medio y al resto del mundo, dijo un alto funcionario estadounidense.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo que “el apoyo está fluyendo en ambos sentidos”, ya que Moscú ofrece “un nivel sin precedentes de apoyo militar y técnico” a Teherán a cambio de aviones no tripulados iraníes, y potencialmente misiles balísticos, para su uso en Ucrania.

La nueva evaluación, que cita informes de inteligencia, se basa en informes anteriores de Estados Unidos sobre la venta de “cientos” de aviones no tripulados iraníes, utilizados actualmente por Rusia para atacar la infraestructura energética ucraniana.

Ahora, “Rusia está tratando de colaborar con Irán en áreas como el desarrollo de armas y el entrenamiento”, dijo Kirby. La administración Biden también había afirmado anteriormente que “docenas” de técnicos iraníes fueron a Crimea, ocupada por Rusia, y rusos fueron enviados a Irán, para recibir instrucciones sobre el uso de los drones.

Advertisement

Nos preocupa que Rusia pretenda proporcionar a Irán componentes militares avanzados”, dijo Kirby. Se negó a especificar cuáles eran esos componentes, pero estuvo de acuerdo en que “eso podría incluir la defensa aérea.” El sistema ruso de defensa aérea S-400 está considerado uno de los más capaces del mundo.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly, refiriéndose a las declaraciones de Estados Unidos, dijo en Londres que los “sórdidos acuerdos” entre Teherán y Moscú suponían una amenaza cada vez mayor para la seguridad mundial. Gran Bretaña, dijo, “seguirá desenmascarando esta alianza desesperada y pidiendo cuentas a ambos países”.

La administración Biden anunció el viernes pasado sanciones contra tres entidades del ejército ruso que, según dijo, estaban implicadas en el entrenamiento y las transferencias relacionadas con los aviones no tripulados iraníes.

La administración también anunció su 27ª retirada de armamento de los arsenales del Departamento de Defensa para enviar a Ucrania. El paquete de 275 millones de dólares incluye proyectiles de artillería de 155 mm adicionales y munición para HIMARS, los sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad que han sido particularmente eficaces para atacar puestos de mando y logística detrás de las líneas del frente ruso, así como equipos no especificados de “defensa antiaérea” y “sistemas aéreos no tripulados”.

Los sistemas para contrarrestar los sistemas aéreos no tripulados, o drones, pueden incluir dispositivos de interferencia que interrumpen las señales de radio direccionales y operativas enviadas a las aeronaves, así como municiones para destruirlas en vuelo.

Advertisement

El total de la ayuda militar estadounidense desde la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero se acerca a los 20.000 millones de dólares.

El Washington Post informó el mes pasado de que Moscú y Teherán habían acordado en secreto iniciar la fabricación de aviones no tripulados de diseño iraní en suelo ruso. Pero con las reservas de Rusia disminuyendo, y el inicio de la producción aún a muchos meses de distancia, Irán se ha comprometido en las últimas semanas a aumentar sustancialmente su suministro de vehículos aéreos no tripulados a Moscú para la guerra en Ucrania, dijeron funcionarios estadounidenses y aliados en entrevistas.

El iraní Ebrahim Raisi y el ruso Vladimir Putin en Teherán, Irán, 19 de julio de 2022 (Reuters)El iraní Ebrahim Raisi y el ruso Vladimir Putin en Teherán, Irán, 19 de julio de 2022 (Reuters)

La venta de aviones no tripulados adicionales se discutió durante al menos dos reuniones entre funcionarios militares y diplomáticos de Rusia e Irán en el último mes, dijeron funcionarios de seguridad de la OTAN y otros países aliados de Estados Unidos. Un alto cargo militar informado de los detalles de los intercambios dijo que Irán había acordado suministrar un total de hasta 6.000 aviones, en su mayoría modelos Shahed del tipo utilizado por Rusia en los ataques contra la infraestructura civil de Ucrania desde el verano.

El funcionario militar accedió a hablar del asunto a condición de que no se revelara su identidad ni su nacionalidad, citando la naturaleza sensible de los esfuerzos de recopilación de inteligencia implicados. Un segundo funcionario, de un Estado miembro de la OTAN, confirmó que Irán había accedido a suministrar “miles” de aviones no tripulados. Ambos funcionarios confirmaron asimismo que Rusia también había adquirido misiles balísticos iraníes.

Ucrania derribó 300 drones iraníes

Advertisement

0 seconds of 1 minute, 33 secondsVolume 0%El portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuriy Ihnat, da un parte sobre el saldo de artefactos aéreos destruidos

Rusia ha confiado cada vez más en los vehículos aéreos no tripulados de ataque iraníes, relativamente baratos, para complementar su menguante arsenal de armas de precisión. Drones como el Shahed-136 -rebautizado Geran-2 por Rusia- pueden recorrer distancias de más de 1.000 millas y lanzar pequeñas cargas de explosivos de gran potencia en ataques autodetonantes contra objetivos.

Irán ha reconocido haber vendido aviones no tripulados a Rusia, pero ha afirmado que sólo lo hizo antes de la invasión de Ucrania. Múltiples informes han encontrado sellos de fabricación en restos de aviones no tripulados que parecen indicar fechas de fabricación de componentes que desmentirían esas afirmaciones.

El alto funcionario militar, citando interceptaciones de inteligencia, dijo que Irán acordó suministrar diseños, así como la supervisión técnica de la fábrica rusa de aviones no tripulados prevista, que se espera que esté ubicada en la región de Tatarstán. Irán recibirá pagos de hasta 1.000 millones de dólares, además de otros incentivos aún desconocidos, según el funcionario.

(c) 2022, The Washington Post – Karen DeYoung y Joby Warrick

Advertisement
Continue Reading
Advertisement