Connect with us

Mundiales

Con vientos de 250 km/h, el huracán Ian empieza a azotar la costa de Florida

Published

on

Los fuertes vientos y lluvias torrenciales del huracán Ian comenzaron a azotar este miércoles 28 de septiembre a la costa del golfo de Florida. Fortalecido en categoría 4, apenas por debajo del máximo nivel de 5 en la escala Saffir Simpson, el fenómeno se acerca a tocar tierra a lo largo de la costa suroeste del estado. El Centro Nacional de Huracanes advirtió que se esperan daños “catastróficos” por las potentes corrientes de aire.

Fuertes ráfagas de viento antes de que el huracán Ian toque tierra en Fort Myers, Florida, Estados Unidos, el 28 de septiembre de 2022.© Reuters – Marco Bello

El fenómeno se intensificó rápidamente a medida que se acercaba a tocar tierra a lo largo de la costa suroeste de Florida este miércoles 28 de septiembre, con vientos máximos de 250 km/h, que lo ubican en categoría 4, apenas por debajo de la máxima de 5, el nivel más peligroso.

Vientos dañinos y lluvia ya azotan al estado sureño. El Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. (CNH) indicó que es "extremadamente peligroso", aunque señaló que se espera que se debilite un poco después de que toque tierra.

"La tormenta está aquí (…) Quédense adentro. Manténgase alejados de las ventanas", enfatizó el director de la División de Manejo de Emergencias de Florida, Kevin Guthrie, en una conferencia de prensa.

Según las previsiones meteorológicas, la enorme tempestad parece estar camino a golpear la costa al norte de Fort Myers y a unos 201 kilómetros al sur de Tampa.

"Se espera que Ian toque tierra en el suroeste de Florida en las próximas horas como un huracán catastrófico", especificó el CNH.

Advertisement

“El tiempo se acaba para que los residentes se apresuren a completar los preparativos en la península del suroeste de Florida a medida que se acerca el huracán Ian. Los vientos con fuerza de tormenta tropical ya comienzan a afectar la costa. Las condiciones se deteriorarán rápidamente y se esperan daños catastróficos por el viento”, advirtió en las últimas horas el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, a través de su cuenta de Twitter.

Los meteorólogos señalan que el área densamente poblada de Fort Myers podría verse inundada por una marejada ciclónica de hasta 5,5 metros.

“Este va a ser un día desagradable, o quizás dos días”, subrayó el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien enfatizó que las personas en el camino de Ian, a lo largo de la costa, deben correr al refugio más seguro posible y permanecer allí.

El servicio agregó que probablemente se producirán inundaciones repentinas en todo el estado. Los peligros incluyen los restos contaminados de la industria minera de fertilizantes de fosfato de Florida, más de 1.000 millones de toneladas de desechos ligeramente radiactivos contenidos en enormes estanques que podrían desbordarse, debido a las lluvias intensas.

Zonas de la costa este de Florida también enfrentan una amenaza de marejada ciclónica y tornados aislados se han desencadenado mucho antes de que Ian toque tierra. De hecho, un tifón dañó aviones pequeños y un hangar en el aeropuerto de North Perry, al oeste de la ciudad de Hollywood a lo largo de la costa atlántica.

Advertisement

Las catastróficas marejadas ciclónicas podrían traer entre 3,7 y 5,5 metros de agua sobre un tramo de casi 160 kilómetros en la costa, desde Bonita Beach al norte a través de Fort Myers y Charlotte Harbor hasta Englewood. Las precipitaciones cerca del área de llegada a tierra podrían superar los 46 centímetros, advirtió el centro.

Más de 7.000 soldados de la Guardia Nacional desplegados y 2,5 millones de órdenes de evacuación

Ante el inminente impacto de Ian, autoridades y residentes se preparan.

Más de 2,5 millones de personas recibieron órdenes de evacuación obligatoria, pero por ley nadie puede ser forzado a huir, por lo que el gobierno estatal apela a los ciudadanos a tomar medidas.

DeSantis afirmó que el estado cuenta con 30.000 expertos en  reparación de líneas eléctricas, equipos de búsqueda y rescate urbanos y 7.000 soldados de la Guardia Nacional de Florida y de otros lugares listos para ayudar una vez pase el huracán.

Advertisement

“Es hora de resguardarse y prepararse para la tormenta (…) Hagan lo que tengan que hacer para mantenerse a salvo. Si están donde se acerca la tormenta, ya se encuentran en condiciones peligrosas. Va a empeorar mucho muy rápidamente”, alertó el líder político.

Florida Power and Light, la empresa de energía eléctrica más grande del estado, advirtió a quienes se encuentren en el camino de Ian que se preparen para algunos días sin electricidad.

Como medida de precaución, cientos de residentes fueron evacuados de varios hogares de ancianos en el área de Tampa, donde los hospitales también trasladaron a algunos pacientes.

Partes de Georgia y Carolina del Sur también podrían sufrir lluvias torrenciales y algunas marejadas costeras hasta el próximo sábado 1 de octubre. El gobernador de Georgia, Brian Kemp, declaró preventivamente una emergencia y ordenó a 500 soldados de la Guardia Nacional que se prepararan para responder según fuera necesario.

Antes de girar hacia Florida, Ian azotó la provincia cubana de Pinar del Río con vientos sostenidos de 205 kph y causó destrucción en el cinturón de tabaco de la isla. Las autoridades cubanas confirmaron dos muertes.

Advertisement

Con Reuters y AP