Connect with us

Opinión

Con esos agentes imposibles modernizar policía

Published

on

Ramon Núñez Ramírez

Con esos agentes imposibles modernizar policía. El caso del Canódromo y el asesinato a golpes de tres jóvenes en menos de un mes en diferentes dotaciones policiales revela que mientras no se haga una cirugía para extirpar los criminales y psicópatas del cuerpo del orden va a ser imposible la modernización.

El 30 de marzo de 2021 la pareja de Pastores Evangélicos, Joel Díaz y Elizabeth Muñoz, salieron de un culto religioso en Villa Altagracia y fueron tiroteados por una patrulla de la Policía Nacional, que supuestamente confundió el vehículo, provocando la muerte de la pareja y heridas a un tercero, la indignación generalizada fue tal que el Presidente Abinader designó un equipo, coordinado por el Dr. Servio Tulio Castaños Guzmán, para que hiciera los estudios y recomendaciones para la modernización de la PN.

A pesar del informe exhaustivo, de los avances en término de reglamentos y del supuesto “empoderamiento” de la Policía Nacional con la modernización, han ocurrido estos hechos que retratan una institución en retroceso y plagada de criminales.

El Canódromo es el ejemplo de la violación de los derechos a los ciudadanos, donde les retienen de forma ilegal las unidades y deben pagar un “peaje” para su recuperación; cuando el Defensor del Pueblo, atendiendo a esas quejas, se apersono al lugar junto a un grupo de periodistas descubrió el irrespeto de la PN hacia las autoridades civiles, el maltrato a los periodistas, hasta llegar al extremo de incautar los equipos y borrar las grabaciones. Y nada ha pasado.

El 5 de abril fue detenido el barbero Richard Báez de 30 años en el Distrito Municipal Santiago Oeste y ese mismo día fue llevado al Hospital Cabral y Báez donde murió a causa de golpes severos en su cuerpo.

José Gregorio Custodio de 38 años, la madrugada del 17 de abril fue denunciado por su pareja porque estaba ebrio y violento, fue detenido por la PN y falleció al otro día en el Hospital San José, su cuerpo presentaba hematomas y signos de golpes, inicialmente los médicos atribuyeron la muerte a una paliza y luego inventaron la especie de que fue una reacción alérgica. El resultado de la autopsia ha tardado tanto que perdió credibilidad.

El último caso, el del joven de 24 años David de los Santos, empleado de un Call Center, graduado de Educación mención física, aparentemente tuvo una discusión con una señora en “Ágora Mall”, detenido por la PN en el destacamento de Naco, posteriormente fue llevado al Hospital Moscoso Puello y su familia lo encontró desnudo, apaleado, estaba con grilletes, orina y heces fecales encima, no había recibido atención médica, sus familiares lo
trasladaron al Darío Contreras donde falleció.

El Presidente Abinader ha manifestado consternación por ese caso y garantizó justicia, pero eso no va a devolver la vida a David, José Gregorio y Richard, y esta sociedad no puede esperar la modernización de la PN para que cesen estas violaciones a los derechos humanos; es necesario una depuración, desde la cúpula hasta la base, y que el Presidente en su condición de Comandante en Jefe de la FFAA y la PN envié un mensaje contundente de que cesen las torturas en los destacamentos policiales

Advertisement
Continue Reading
Advertisement