Connect with us

Entretenimiento

Bad Bunny, mucho más que una superestrella mundial

Published

on

El rapero puertorriqueño se convirtió en un ícono político que busca resaltar el orgullo de lo que significa ser latino, se enfrenta al machismo del género y se acerca a las causas sociales

Por

Meena Venkataramanan

FOTO DE ARCHIVO: Bad Bunny actúa durante su gira World's Hottest Tour en el estadio SoFi en Inglewood, California, Estados Unidos, el 30 de septiembre de 2022 (REUTERS/Mario Anzuoni/File Photo)FOTO DE ARCHIVO: Bad Bunny actúa durante su gira World’s Hottest Tour en el estadio SoFi en Inglewood, California, Estados Unidos, el 30 de septiembre de 2022 (REUTERS/Mario Anzuoni/File Photo)

Durante una noche al mes, en el Basement Nightspot -un bar de fiesta y club nocturno muy popular entre los estudiantes de la Universidad Estatal de Pensilvania- las ondas cambian de las listas de éxitos de Estados Unidos a la música latina de baile, que va desde la salsa al reggaetón.

“Sí, esto incluye a Bad Bunny”, señala un folleto promocional.

Advertisement

“Cuando pongo a Bad Bunny en estos clubes, puede relacionarse con todas y cada una de las personas que están allí”, dice Adam Romero Jr., un estudiante de 21 años de ascendencia puertorriqueña conocido como DJ AD1 que presenta la Noche 100% Latina. “Aunque no se sepan la letra, están disfrutando de las vibraciones”.

Desde que el artista puertorriqueño comenzó a compartir música en SoundCloud en 2016, Bad Bunny (Benito Martínez Ocasio) ha experimentado un ascenso sísmico. Es una superestrella mundial -el artista con más streaming en Spotify a nivel global en los últimos dos años- y su último álbum, Un verano sin ti, ha empatado el mayor número de semanas en el número 1 de la lista Billboard 200 de cualquier álbum en los últimos 10 años.

Te puede interesar: ”María Gadú: ‘El arte es el mejor diario de nuestros tiempos’”

Pero el momento que está viviendo Bad Bunny tiene una resonancia especial para los jóvenes puertorriqueños dentro y fuera de la isla, y para los latinos de toda América, que lo ven como algo más que un fenómeno del trap-reggaeton latino. Para sus fans, su descarado orgullo por las comunidades latinas y el idioma español, su desafío a las normas tradicionales de género y su impulso a la justicia en una serie de cuestiones sociales, lo convierten también en un ícono político de facto.

En Puerto Rico, el atractivo de Bad Bunny ha sido durante mucho tiempo musical y político. Cuando los isleños salieron a las calles en 2019 para exigir la destitución del gobernador Ricardo RossellóBad Bunny se unió a las protestas y lanzó la canción “Afilando los cuchillos”, con los artistas puertorriqueños Residente e iLe. Su nuevo video musical para su éxito El apagón documenta la actual crisis de vivienda, electricidad y corrupción de la isla cinco años después del huracán María.

Advertisement

Foto de archivo de Bad BunnyFoto de archivo de Bad Bunny

Los boricuas han tomado nota, al igual que los miembros del Congreso, incluida la congresista Nydia M. Velázquez (demócrata de Nueva York), que se definió como una orgullosa tití, en referencia tanto al coloquialismo puertorriqueño de “tía” como a la canción de Bad Bunny“Tití me preguntó”.

“Forma parte de esa generación que no tiene memoria de la prosperidad”, dijo Mayra Vélez Serrano, profesora asociada de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

Su defensa política trasciende cada vez más a Puerto Rico. En septiembre, acogió en su concierto de Dallas a una superviviente del tiroteo en una escuela de Uvalde (Texas) e hizo grandes donaciones para ayudar a su familia a comprar una nueva casa a través de su Fundación Good Bunny.

A diferencia de muchos músicos latinos que aspiran a convertirse en artistas crossover, Bad Bunny se ciñe a crear música para el público global en su lengua materna. Lo que distingue a Bad Bunny es que habla mayoritariamente en español, dijo Yarimar Bonilla, antropóloga política y directora del Centro de Estudios Puertorriqueños del Hunter College. “Está muy orgulloso y no siente ningún tipo de vergüenza, o como si tuviera que acomodarse a un público de habla inglesa. Creo que es algo que los latinos admiran y les habla”.

Para los fans de todo el espectro de la latinidad, Bad Bunny ha inspirado el orgullo de lo que significa ser latino. Durante su actuación en el festival Made in America durante el fin de semana del Día del Trabajo, Bad Bunny dijo a sus fans: “Made in America, los latinos hacen América”, y los animó a exhibir banderas que representaban a diversos países latinoamericanos.

Advertisement

Víctor Rangel, un estudiante universitario mexicano-americano de 21 años de Brownsville, Texas, asistió al festival y dijo que las palabras de Bad Bunny le parecieron “muy, muy motivadoras”.

“Muchas veces la gente piensa que América es Estados Unidos”, dijo. “Pero las Américas son Sudamérica, Norteamérica y Centroamérica. Y [Bad Bunny] realmente señaló que los latinos son la mayoría cuando consideras las Américas como un todo y … que los latinos han tenido un enorme papel en la cultura aquí.”

Paula Jiménez Nieva, una estudiante de derecho que se mudó de Puerto Rico a Florida después del huracán María, dijo que cree que Bad Bunny está promoviendo la inclusión de los puertorriqueños en la narrativa estadounidense. A pesar de ser ciudadanos estadounidenses, los que viven en la isla no pueden votar en las elecciones generales presidenciales de Estados Unidos y no tienen representación electoral en el Congreso.

Te puede interesar: “Charly García vuelve en estado puro, a través de la reedición de un clásico”

“Siento que a veces se olvida a los puertorriqueños”, dijo. “Y todavía hay mucha ignorancia en el mundo con respecto a los individuos puertorriqueños y al estatus de Puerto Rico en su conjunto. Así que realmente está difundiendo su conciencia sobre cómo somos americanos”.

Advertisement

Pero su influencia va más allá de la política. Los fans también consideran que Bad Bunny desafía el machismo tradicional que suele caracterizar al reggaetón, como cuando se vistió de travesti en su video musical “Yo perreo sola”, llevó una falda y una camiseta que llamaban la atención sobre el asesinato de una mujer transexual en Puerto Rico en The Tonight Show Starring Jimmy Fallon y besó a un bailarín de apoyo durante su actuación en los MTV Video Music Awards en agosto.

Bad Bunny (REUTERS/ Ricardo Arduengo)Bad Bunny (REUTERS/ Ricardo Arduengo)

“Realmente está combatiendo las normas estereotipadas que los hombres latinos suelen tener en nuestra comunidad”, dijo Juan Diego Mazuera Arias, un estudiante de posgrado colombiano-americano de 24 años. “Y creo que a los hombres latinos, en cierto modo, les ha abierto las puertas a sentirse más cómodos con su sexualidad, tanto si son heterosexuales como homosexuales o bi o pan”.

(Sin duda, todavía hay ejemplos de machismo tradicional en sus vídeos, dicen los fans, incluyendo mujeres hipersexualizadas haciendo twerking y letras que algunos oyentes consideran misóginas.)

Mientras que los fans lo han elogiado por hablar en apoyo de los puertorriqueños sin derechos, algunos también han señalado el silencio inicial de Bad Bunny cuando las protestas de Black Lives Matter estallaron a principios del verano de 2020. Semanas después, publicó una declaración en la revista Time titulada “Perdonen”, en la que menciona cómo se burlaron de él por tener “pelo malo” al crecer como niño blanco en Puerto Rico, al igual que sus vecinos negros. Otros afirman que no ha reconocido suficientemente la historia negra del reggaetón, que se originó en las comunidades afrolatinas.

Sujeylee Solá, publicista de Bad Bunny, dijo a The Washington Post que Bad Bunny “ha crecido como persona y artista, y su música refleja esta evolución”. También dijo que “los comentarios sobre el ‘pelo malo’ están fuera de contexto, ya que él no estaba tratando de ser una víctima del racismo, sino que señalaba un problema de la sociedad.”

Advertisement

Jorell Meléndez-Badillo, profesor adjunto de Historia de América Latina y el Caribe en la Universidad de Wisconsin en Madison, dijo que se alegra de que Bad Bunny haya tomado posición sobre una serie de cuestiones sociales. “Pero creo que no podemos esperar que lidere ningún tipo de movimiento. Es, como nosotros, una persona que aprende cosas nuevas cada día”.

Aunque algunos fans creen que el hecho de ser un latino blanco cisgénero puede haber contribuido a su éxito en comparación con otros artistas de reggaetón que son afrolatinos o mujeres, también elogian a Bad Bunny por ayudar a levantar a las comunidades menos privilegiadas, incluidas las personas transgénero y las mujeres a través de su activismo.

“A diferencia de otros artistas con el mismo privilegio, que han tenido las mismas oportunidades que él, al menos siento que se ha volcado y… ha intentado elevar a esas comunidades también”, dijo Rangel, el estudiante universitario del sur de Texas. Rangel añadió que está impresionado por la variedad de bailarines de apoyo de Bad Bunny, que son mujeres, afrolatinos y “de todos los tipos de cuerpo”.

RangelMazuera Arias y otros latinos no puertorriqueños han sentido el impacto de Bad Bunny en sus propias comunidades, desde el oeste de Arizona hasta Texas y Pensilvania.

Para Nallely Guadalupe González, una estudiante universitaria mexicoamericana de 21 años, de Parker, Arizona, Bad Bunny la inspira a estar orgullosa de su identidad latina frente al racismo.

Advertisement

“Definitivamente creo que me ha ayudado a estar más en sintonía con mi lado latino”, dijo González, y añadió que sus amigos no latinos le envían a menudo canciones de Bad Bunny que suenan en la radio o en los restaurantes. “Y me hace sentir visto, me hace sentir muy bien por dentro cuando lo hacen”.

Bad BunnyBad Bunny

En Penn State, Romero forma parte de la junta ejecutiva del Latino Caucus, una organización que engloba a varios grupos de estudiantes latinos en el campus. Este año, la universidad celebró el Mes de la Herencia Hispana del 15 de septiembre al 15 de octubre, con el tema “Nuestra música”. El mes contó con una serie de eventos centrados en la música y la cultura latina, incluyendo las contribuciones Bad Bunny para ella.

“Bad Bunny es realmente un ícono fundamental para el Mes de la Herencia Hispana de este año, porque no solo es una inspiración para muchos jóvenes oyentes de música latina, sino que también es un ícono político”, dijo el presidente del Caucus LatinoMichael Garza, un estudiante mexicano-americano de 19 años originario de Houston.

Lo refrescante de Bad Bunny, dijo Meléndez-Badillo, es que no pretende representar a todo el mundo. “Cuando tienes a un artista, hablando de la alegría, hablando de lo… impresionante que es Puerto Rico, creo que es muy político también”, dijo. “Es tan interesante para mí… que llegó tan lejos hablando de cosas que eran tan coloquialmente puertorriqueñas”.

Tal vez haya universalidad en la especificidad –y en las siglas altamente específicas. Para Meléndez-Badillo, el título del segundo álbum en solitario de Bad Bunny YHLQMDLG (Yo hago lo que me da la gana), resume el enfoque de la superestrella hacia la vida y la música, una mentalidad que está resonando entre los fans de toda América.

Advertisement

“No está necesariamente dirigiendo la conversación ni hablando en nombre de nadie. Está haciendo lo que le da la gana – lo que quiere”.

Las próximas presentaciones del músicos: Buenos Aires (4/11); Asunción (11/11); Lima (14/11); Quito (16/11), y Medellín (18/11).

Fuente: The Washington Post

Continue Reading
Advertisement