Connect with us

Política

Abel: ¿preso de la cúpula del PLD?

Published

on

Luis Encarnación Pimentel

El PLD no quería seguir en desventaja, con polarización y expectativas de poder centradas para el 24 en las figuras de Leonel Fernández y el presidente Luis Abinader, por lo que ideó el bajadero de la llamada “consulta”, afín de ir perfilando un candidato y entrar también al terreno de juego electoral. La JCE, con magistrado Román Jáquez al frente, apostó a una apertura democrática y a una mayor madurez partidaria, dejando el organismo que el evento se realizara sin los reparos de ley. Pero chocó con una realidad: en el camino la autoridad electoral se da cuenta que en la política criolla no hay límites, y ha tenido que llamar a capitulo a las organizaciones. Porque sin dudas que ha habido proselitismo intenso y desbordamiento, con todo y que los eventos hayan sido proyectados para realizarse en espacios cerrados. Los tres  principales partidos están tirados a la calle, incluido el PRM ,con la alcaldesa distrital Carolina Mejía al frente, que al madrugar en pedir  “cuatro años más para Luis” en un acto reciente en la Arena del Cibao ,se colige que buscaría ir madurando una posible Vice para ella en el 24, y así irse acercando y ver qué podría depararle un futuro 2028 (¿).En el caso del PLD, el hecho de celebrar un evento sin contratiempos ni traumas no es garantía de que reine la tranquilidad entre los derrotados por Abel Martinez, el escogido; que la unidad sea real  y que el apoyo al alcalde de Santiago sea sincero y serio, sin otra carta bajo la manga de la cúpula que controla la organización. La ausencia de Margarita y el meta mensaje, y al menos dos cartas de renuncia últimas son evidencias de un mal de fondo con posibles consecuencias. Además, la escogencia de Francisco Javier- bueno para otros tiempos – como coordinador de campaña es mala señal. Porque, aun cuando debe integrar y hacer la campaña con todo el vivo, si Abel no toma el control con gente suya, marca distancia y se cuida de figuras de la vieja estructura morada con mala imagen y expertos en travesuras, sería- mínimo- un de preso de confianza o una suerte de atrapado y sin salida de una cúpula rancia y sin futuro político a la vista. ¿Si no fuera así, por qué ningún connotado del “danilato” a ultranza buscó ser candidato? No solo por el fardo pesado y el alto rechazo, sino porque saben que el PLD no es opción el 24. UN DATO: Las cartas de Pedro Domínguez Brito (“el exquisito vino de la cosecha de Bosch convertido en vinagre”) y del ingeniero Carlos Cepeda desmontan el cálculo y prueban que la escogencia de Abel no frena la hemorragia de gente del PLD para donde Leonel y su Fuerza del Pueblo. El tiempo dirá.

Continue Reading
Advertisement