Connect with us

Deportes

Aaron Judge gana el premio al Jugador Más Valioso de la LA y Goldschmidt el de LN

Published

on

El jardinero Aaron Judge, de los Yanquis de Nueva York, ganó el jueves el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Tras romper la marca de la LA con 63 cuadrangulares esta campaña, Judge se impuso fácilmente al fenomenal bateador-lanzador Shohei Ohtani, de los Angelinos de Los Ángeles, en la contienda por el galardón, que algunos especialistas consideraban sería muy reñida.

Judge, de dos metros (de 6 pies 7 pulgadas) de estatura, obtuvo 28 de los 30 votos para el primer lugar y dos segundos para 410 puntos de parte de un panel de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos.

Ohtani, que ganó el premio el año pasado, consiguió el primer lugar en dos papeletas y el segundo en las otras 28 para 280 puntos.

El cubano Yordan Álvarez, campeón de la Serie Mundial con los Astros de Houston, terminó en tercer puesto.

Advertisement

Judge, que es agente libre, superó la marca de 61 jonrones que el toletero Roger Maris, de los Yanquis, había impuesto en 1961 en la Liga Americana.

Judge, el JMV más alto en la historia de la liga, también fue líder en carreras en las grandes ligas (133), porcentaje de embasamiento (.425), porcentaje de bateo (.686), OPS (1.111), hits extra base (90) y total de bases (391) con los Yanquis, que ganaron la División Este de la LA.

El pelotero empató la cifra más alta de las grandes ligas de 131 remolcadas y fue segundo en la LA con un promedio de bateo de .311.

El superastro japonés Ohtani quizá cumplió su mejor campaña como bateador-lanzador en la historia del béisbol con los Angelinos, que terminaron en tercer lugar con marca de 73-89.

Como lanzador, Ohtani terminó con foja de 15-9 y efectividad de 2.33 y 219 ponchetes en 28 aperturas que abarcaron 166 entradas.

Advertisement

Como bateador, el pelotero tuvo efectividad de .273 con 34 vuelacercas, 95 empujadas y un OPS de .875.

Alvarez, bateador de poder de Houston, que sacudió el jonrón de la ventaja en el partido decisivo de la Serie Mundial, tuvo una efectividad en el plato de .306 con 37 cuadrangulares, 97 impulsadas y un OPS de 1.019 en la campaña regular.

Goldschmidt, de 35 años, bateó para .317 con 35 jonrones, 115 remolcadas y un OPS de .981, el más alto en la liga durante la campaña. Consiguió 41 dobles y anotó 106 carreras, así como un porcentaje de embasado de .404 y liderar con un slugging .578.

“Creo definitivamente que a medida que aumenta la edad, uno tiene que adaptarse, y eso es algo de lo que he intentado hacer. He intentado adelantarme a ello”, dijo Goldschmidt.

“No puede uno intentar hacer lo mismo que la campaña anterior. Pero claro, existe el estigma de que a medida que el jugador se vuelve viejo va a jugar peor. A nadie le gusta eso. A nadie le gusta que le digan que no puede hacer algo, así que eso motiva definitivamente”.

Advertisement

Goldschmidt, nominado siete veces al Juego de Estrellas y ganador de cuatro Guantes de Oro, fue segundo lugar en la votación por el JMV de la Liga Nacional en 2013 y 2015, tercero en 2017, cuando jugó con los Diamondbacks de Arizona. Fue sexto la campaña anterior con los Cardenales, campeones de la División Central.

“Jamás sentí que me faltara algo”, declaró Goldschmidt. “He tenido algunas grandes campañas”.

Machado tuvo un bateo de .298 con 32 jonrones, 102 remolcadas y un OPS de .898. Consiguió 37 dobles y anotó 100 carreras con los Padres, que avanzaron como comodines a la postemporada.

Arenado tuvo una efectividad de bateo de .293 con 30 cuadrangulares y 103 producidas, y volvió a brillar en la defensiva en tercera base para obtener su 10mo Guante de Oro consecutivo. Logró 42 dobles y tuvo un OPS de .891.

Gracias a la eficacia de Goldschmidt y Arenado, y aun resurgimiento del dominicano Albert Pujols, los Cardenales terminaron con marca de 93-69 y conquistaron su segundo título divisional en las últimas cuatro campañas.

Advertisement

En la ronda de comodines, los Cardenales fueron barridos en casa por los Filis de Filadelfia, campeones de la Liga Nacional.

La votación se efectuó antes de la postemporada.

“Ganara o no yo este galardón, iba a ser un gran año”, dijo Goldschmidt. “Esta fue mi mejor campaña y la más divertida que haya tenido; jugar con Nolan y Albert y con muchos otros compañeros. Así las cosas, fue simplemente increíble”.