Connect with us

Economía

75 años del Banco Central de la RD

Published

on

Un año antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial (8 de mayo de 1945), la comunidad económica y financiera internacional firmaron los acuerdos de Bretton Woods, resultado de la conferencia monetaria y financiera de las Naciones Unidas, llevados a cabo en New Hampshire, Estados Unidos, entre el 1ero y el 22 de julio de 1944, estableciendo un nuevo orden económico mundial que estuvo vigente hasta principios de la década de 1970.

En dichos acuerdos, además de establecer las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo, se trató poner fin al proteccionismo del período 1914-1945 que se inició en 1914 con la Primera Guerra Mundial.

También se decidió  en los señalados acuerdos crear el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, usando el dólar estadounidense como moneda de referencia internacional. Ambas instituciones empezaron a funcionar en 1946, al tiempo de decidir en cada país signatario de dichos acuerdos, la creación de los bancos centrales como instituciones supervisora, reguladora y emisora de los signos monetarios de cada una de sus naciones.

A raíz de dichas decisiones de la conferencia de Bretton Woods se creó el 9 de octubre de 1947 el Banco Central de la República Dominicana (BCRD), de conformidad con la Ley Orgánica No. 1529, iniciando sus operaciones el 23 de octubre del mismo año, constituyéndose como una entidad descentralizada y autónoma. En la actualidad se rige por la Ley Monetaria y Financiera  No.183-02, de fecha 21 de noviembre de 2002.

Entre sus funciones se encuentran: 1-ejecutar las políticas monetaria y cambiaria, de acuerdo con el Programa Monetario aprobado por la Junta Monetaria mediante el uso de instrumentos establecidos en la Ley Monetaria y Financiera, 2- Emitir billetes y monedas de curso legal en la República Dominicana, 3- Compilar, elaborar y publicar las estadísticas de la balanza de pagos, del sector monetario, sector real y financiero, y otras que sean necesarias para el cumplimiento de sus funciones.

4- Administrar eficientemente las reservas internacionales del país, a fin de preservar su seguridad, asegurar una adecuada liquidez y al mismo tiempo una eficiente rentabilidad, 5-Administrar el Fondo de Contingencias establecido por la Ley Monetaria y Financiera, así como el Fondo de Consolidación Bancaria creado por la Ley de Riesgo Sistémico.

Advertisement

6- Realizar la supervisión y liquidación final de los sistemas de pagos, así como del mercado interbancario, 7-Proponer a la Junta Monetaria los proyectos de reglamentos monetarios y financieros en materia monetaria, cambiaria y financiera.

8-Analizar el sistema financiero dominicano en su conjunto, estimando su nivel de riesgo sistémico, y señalar y proponer las medidas de regulación que se desprendan de dichos análisis y estimaciones, 9- Imponer sanciones por deficiencia en el encaje legal, incumplimiento de las normas de funcionamiento de los sistemas de pagos y otras sanciones establecidas en la Ley Monetaria y Financiera.

10-Contrarrestar toda tendencia inflacionaria, 11- Regular el sistema financiero nacional con las garantías y limitaciones establecidas, 12- Promover la liquidez y solvencia del sistema bancario de la Nación, 13- Crear las condiciones para mantener el valor externo y la convertibilidad de la moneda nacional.

14- Efectuar las operaciones de cambio que ponen a su cargo las leyes  vigentes y/o las resoluciones que a tal efecto dicte la Junta Monetaria y 15- Realizar otras funciones que le sean atribuidas por la Ley.

La máxima autoridad del Banco Central de la República Dominicana la representa la Junta Monetaria integrada por tres (3) miembros ex oficio y seis (6) miembros designados por tiempo determinado.

Advertisement

Son miembros ex oficio: el Gobernador del Banco Central, quien la preside, el Ministro de Hacienda y el Superintendente de Bancos.

Al Presidente de la Junta Monetaria le corresponde la representación oficial y exclusiva de la Junta Monetaria, sin que pueda delegar en ningún miembro de la misma.

El pasado domingo 23 de octubre del año que discurre 2022, esta importante institución monetaria y financiera de la República Dominicana, celebró sus 75 años de existencia, lapso en el cual sus diferentes autoridades han  desempeñado funciones delicadas, conforme el devenir de los distintos ciclos económicos.

Esto así, a los fines de mantener la estabilidad macroeconómica del país, fomentando el empleo y estabilizando los precios de los bienes y servicios, mediante sus herramientas de mercado abierto.

Este nuevo aniversario del Banco Central de la República Dominicana, lo celebró en medio de una situación de mucha turbulencia económica, de crisis geopolítica y financiera global y, de estrés político y económico internos y externos, como producto de la crisis de salubridad, Covid-19, la inflación mundial y la conflagración Rusia-Ucrania.

Advertisement

Un nuevo aniversario del BCRD, ante una situación de sobre aplicación de las herramientas de los bancos centrales, para enfrentar la inminente recesión económica y financiera que podría cernirse sobre las naciones, debido al impacto de enfrentamiento bélico, crisis económica y financiera.

En ese sentido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) destaca el riesgo de posibles inestabilidades financieras provocadas por los altos tipos de interés que se pronostican continúen subiendo a raíz de la inflación galopante, incremento de tasas de interés que podrían dar al traste con una posible recesión mundial.

América Latina, enfrenta un tercer shock debido al endurecimiento de las condiciones financieras mundiales. El FMI recomienda a las autoridades mantener la mano firme en el timón, ante los nubarrones que se avecinan sobre la economía mundial.

El crecimiento económico global se desacelera en medio de un panorama sombrío y más incierto.

Ante esta circunstancia, el FMI predice que el crecimiento global será de apenas 3.2% al cierre de este año 2022 a 2.7% para el año próximo 2023.

Advertisement

La economía de Estados Unidos, por su parte, alcanzará para este año 2022 un crecimiento de 1.4%, para el año 2023 0.7% y 1.4% en el año 2024.

Mientras todo esto sucede en el plano local e internacional, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), esperan que la nación dominicana mantiene su pronóstico de crecimiento para el presente año de un 5.1% a 5.4% con estabilidad en los precios por debajo del 7.0%, gracias a las medidas monetarias y fiscales que ha tomado el gobierno dominicano.

En el marco de la celebración del LXXV aniversario, el Banco Central de la República Dominicana, en voz de su gobernador, Héctor Valdez Albizu, dio a conocer que la economía crecerá en 5.4% del PIB al cierre del año 2022.

También comunicó, que de enero a septiembre del presente año 2022, la inflación fue de 5.86% interanual (septiembre 2021 a septiembre 2022) y terminará en el año 2022 en 7.0% con tendencia de seguir bajando hasta encontrarse con la meta de 4+-5, en la primera mitad del año 2023.

Manifestó el señor Valdez Albizu, que la tasa de desocupación abierta ha experimentado una reducción de 3.2% desde el 8%, registrado en enero-marzo de 2021-2022 a 4.8% en julio-septiembre del año 2022.

Advertisement

En los primeros 9 meses del año 2022, las exportaciones totales ascendieron a US$10,543.3 millones, creciendo un 14.2% de manera interanual. Inversión extranjera directa US$2,870.4 millones incrementándose en un 19.1% con respecto al año 2021.

El turismo registró en 9 meses, ingresos de divisas por US$6,341.9 millones, para un incremento de 65.7%. Reservas internacionales por US$14,000 millones, equivalentes a 12.3% del PIB y 5.7 meses de importaciones. Las remesas por US$7,309.4 millones. Apreciación del peso acumulado de 7% al cierre de septiembre 2022.

En cuanto al sistema financiero, manifestó el gobernador de la institución emisora de la nación dominicana, que la posición de solvencia alcanzó 16.0% a julio de 2022, por encima del requerimiento mínimo de 10% establecido en la celebración del acuerdo de Basilea III.

El indicador de rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) fue de 22.7%, sobre los activos promedio (ROA) de 2.6%. El coeficiente de morosidad se situó en apenas un 1.0%.

En el caso de la banca múltiple, esta presentó una solvencia de 14.6%, rentabilidad sobre el patrimonio de 25.3%, sobre sus activos 2.6 y coeficiente de morosidad de 0.9%.

Advertisement

Y que para evitar el calentamiento de la economía a finales del año 2021, el Banco Central comenzó un proceso de desmonte de liquidez, mediante el aumento de las tasas de interés en 525 puntos básicos, al pasar de 3.0% en noviembre de 2021 a 8.25% en la actualidad.

Mediante su política monetaria, como parte su herramienta de mercado abierto, el Banco Central de la República dominicana, continuará en consonancia con la política fiscal, sorteando la situación de vaivenes económicos y financieros que hoy se sienten cada vez mucho más y, que podrían profundizarse conforme los cambios de las variables controlables, incontrolables, endógenas y exógenas, que han de experimentarse en los meses por venir.

De todas formas, no obstante los malos presagios económicos y financieros que merodean el mundo y, por ende al país, es oportuno desear a dicha institución, muchas felicidades por su septuagésimo quinto aniversario de existencia, en las personas de: su gobernador, miembros de la Junta Monetaria, funcionarios y empleados activos y pasivos, que conforman esa gran y útil institución monetaria, que ha sabido manejar con sus altas y bajas, las distintas circunstancias de la vida económica y financiera de la nación dominicana, desde su creación en el año 1947 hasta el presente.

Felicidades y los mejores parabienes a toda la familia bancentraliana.

felix.felixsantana.santanagarc@gmail.com

Advertisement
Continue Reading
Advertisement